Por Esteban Parovel.- Del 31 de octubre al 4 de noviembre se disputará la edición especial de los Juegos Nacionales de la Araucanía. Tras un año de inactividad a causa de la pandemia de coronavirus, se dará el regreso de las citas patagónicas.

Diferenciándose de las versiones tradicionales, ésta tendrá la particularidad de reunir en competencia solamente a la Patagonia Argentina; con sedes en las diferentes provincias por disciplina.

Tierra del Fuego será anfitriona del vóley en ambas ramas, siendo el epicentro de la actividad la capital provincial.

La ciudad de Ushuaia albergará a las delegaciones de las patagónicas en el vóley femenino y vóley masculino, categoría Sub-19.

En Río Gallegos, capital de Santa Cruz, se concentrará la competencia de natación, también en ambos segmentos.

Por su parte, Chubut tendrá dos sedes y dos disciplinas deportivas. En Puerto Madryn se disputará la competición del básquetbol masculino y femenino, mientras que en Rawson se llevará a cabo el fútbol en ambas ramas.

En semejanza a los chubutenses, Río Negro y Neuquén recibirán a las delegaciones de dos disciplinas.

El judo y el ciclismo se disputarán en la ciudad de Viedma. Mientras que en la pista sintética de Neuquén se desarrollará el atletismo, y el handball tendrá su primera experiencia dentro de los Juegos, siendo ésta una disciplina promocional (sin contar con sumatoria de unidades en el cómputo final).

La provincia de La Pampa, por ser anfitriona de los próximos Juegos EPADE y ParaEPADE, que se desplegarán del 5 al 10 de diciembre, no albergará a ninguna contienda deportiva en esta primera edición de los Juegos Nacionales de la Araucanía.