Así lo aseguró el dirigente gremial de ATE Río Grande Marcelo Córdoba ante los posibles reclamos salariales que puede haber en el sector de educación

En dialogo con Aire Libre Fm, Córdoba aclaró que, “ATE no quiere ser parte de la desidia permanente de que las clases no comiencen en tiempo y forma”.

En este sentido indicó que, “no podemos hablar de los niños permanentemente, del futuro y luego resulta que usamos como resorte de presión la apertura de las clases”.

Como seccional sindical, “se ha tomado la decisión política, que no lo vamos a usar como elemento de presión, vamos a hacer todo lo posible para que las clases comiencen en tiempo y forma”.

Córdoba aclaró que, “esto no quiere decir que no hagamos reclamos o no hagamos medidas de fuerza” ya que advirtió que pueden hacer manifestaciones fuera del horario escolar.

“Hemos hablado con los Pomys de las distintas escuelas, ya que en los tiempos que vivimos no podemos permitir que los chicos no tengan el sustento diario de la copa de leche o un plato de comida”, expresó.

Por ultimo opinó que, “vivimos hablando del futuro de los niños y muchas veces terminaos siendo unos terribles contradictorios”.