El sábado pasado tuvo lugar la marcha por el Orgullo en Ushuaia, bajo las consignas contra los femicidios de travestis y transgénero, contra la violencia institucional y para defender los derechos adquiridos.

En horas de la tarde, el Bar Yámana se fue llenando de gente que pudo participar de la charla sobre VIH a cargo de profesionales de la salud, y se generó un clima ameno donde hubo mate mientras se pintaban las banderas alusivas, antes de machar por la calle San Martín hasta la Cas de Gobierno.

Durante el evento se repartieron preservativos y folletería sobre prevención y material de referencia a la lucha por los derechos del colectivo gay. Al respecto, Laura López, una de las participantes dijo que “en estos espacios se vio lo mismo que en la movida feminista, porque te das cuenta que son espacios que hacen falta, porque la gente empieza a DECIR, y después surge que se arme alguna organización que tenga que ver con la defensa de derechos adquiridos.”