La presentación se radicó en la mañana de este jueves tras una consulta telefónica que recibió la víctima por parte de una agente policial de la Comisaría de Género y Familia. “Es un trato revictimizante”, expresó la madre de la agrupación “Madres en lucha – Yo sí te creo”.

Este jueves, el Ministerio Público Fiscal recibió la denuncia de una víctima de abuso sexual que fue contactada por vía telefónica por parte de una agente policial de la Comisaría de Género y Familia para consultar la ubicación de su victimario; indignante destrato suscitado el pasado viernes que derivó en la presentación judicial.

La joven estuvo acompañada por su madre, integrante de la agrupación “Madres en lucha – Yo sí te creo”, quien expresó a FM Master’s que “la llamaron para preguntarle dónde podían contactar a su abusador porque lo tenían que notificar de algo y no lo encontraban”.

“Querían saber si ella sabía dónde lo podían encontrar. Acto seguido yo llamo a esta persona porque mi marido tomó el teléfono de mi hijo y, enojado, le dijo que lo que estaban haciendo estaba mal. Llamo al celular registrado y le pregunto qué pasa con las capacitaciones, con el sentido común, el respeto, el trato digno y la ley Micaela”, describió Yésica.

“Me respondió ‘sí, señora, voy a ver la ley Micaela y después la llamo’ y me corta el teléfono con toda la soberbia. Me comunico con el teléfono fijo de la comisaría y una de sus compañeras sí se identifica a diferencia de la persona que llamó. Tampoco me dieron datos de quién fue la que llamó ni nada referido a la notificación. No me quisieron dar explicaciones ni se disculparon con mi hija”, indicó en el mismo testimonio.

“Estamos haciendo la denuncia porque creo que estas cosas no hay que dejarlas pasar, es muy grave, es un trato revictimizante, en vez de estar con sus actividades mi hija tiene que estar acá denunciando. No podemos seguir permitiendo atropellos del sistema hacia las víctimas y a las familias”, consideró.

Yésica añadió que el teléfono utilizado para realizar la llamada está “registrado, lo tiene registrado mi hija y también están grabadas todas las llamadas, la conversación y la falta de respeto cuando me corta el teléfono”.

“Nadie me llamó, nadie me dio explicaciones, es terrible que hayan llamado a mi hija para encontrar a esta persona que ya está procesada por abuso sexual infantil. Ellos tienen las herramientas del servicio de seguridad e inteligencia, del juzgado, así como llamaron a mi hija también tienen el teléfono de esta persona y de mi familia”, reclamó.

“Existen las leyes de protección a las víctimas y la ley Micaela pero yo creo que más que una capacitación se necesita un poco de tacto, sentido común, pensar dos segundos lo que vas a hacer; es su trabajo, su deber. Lo que estoy pidiendo ni siquiera es una capacitación, es sentido común, empatía, respeto”, insistió sobre la preocupante situación.

“No tengo claro si lo encontraron, nadie me sabe decir nada, en el Juzgado de Instrucción N° 1 me dijeron que la comisaría no informó nada al respecto. Espero que sea rápido. Su abogado está notificado del procesamiento pero en Instrucción están esperando que la comisaría informe lo sucedido y si lo encontraron o no”, finalizó.

Convocan a automarcha

Por otra parte, las Madres en Lucha confirmaron que este martes 25 de mayo, desde las 16, se realizará una automarcha que comenzará en el monumento al Cristo y continuará por un trazado a confirmar, en el cual también se hará entrega de panfletos y listones o pañuelos para colocar en los vehículos.

El objetivo es continuar con la visibilización de las situaciones de abuso sexual infantil para instar a la justicia a su rápido accionar al respecto, como así también facilitar la información pertinente para que las víctimas puedan rubricar las denuncias correspondientes.