Las jornadas recreativas denominadas Juegoteca, que se llevaban a cabo en la Casa de Jóvenes durante el verano, llegaron a su fin.

Durante la jornada de cierre, una buena cantidad de chicos de diferentes barrios de la ciudad tuvieron acceso a un almuerzo y posteriormente a la proyección de un video temático.

“Esta fue una juegoteca diferente, si bien una parte fue el juego tradicional, por otro lado, innovamos con la parte tecnológica donde los chicos tuvieron contacto con impresoras y lápices en 3D, y pudieron interactuar con estas nuevas tecnologías”, dijo la licenciada Paola Barros, coordinadora de Promoción Familiar.

El proyecto fue articulado con el nuevo Espacio para el Desarrollo Laboral y Tecnológico donde “los chicos tuvieron la mayoría de las actividades, y gracias al trabajo articulado con los profesionales que trabajan allí, los chicos tuvieron la oportunidad de acceder a este mundo digital, con lo que se cumplió uno de los objetivos del proyecto, que era la inclusión de todos los pequeños a las nuevas tecnologías”, dijo la funcionaria.