Así lo afirmó el Presidente de la Asociación de Taxis de Ushuaia, Daniel Brondino, quien volvió a solicitar una ayuda para los taxistas, uno de los sectores más perjudicados por la pandemia.

“El cambio ha sido a la baja, ya que nosotros vivimos del pasajero de la calle o del llamado telefónico, del movimiento del día a día. Al decretar la cuarentena, sin pasajeros, no tuvimos ingresos”, relató el taxista por Fm Masters.

Y explicó que con la apertura paulatina de las actividades en la ciudad, el resultado no ha sido el esperado: “se ha mejorado muy poco, porque todavía no alcanzamos a cubrir los gastos y la canasta básica”.

Brondino aseguró que “hoy por hoy, casi la totalidad de los taxis está trabajando”, y volvió a solicitar ayuda para el sector.

“Para mañana tenemos la promesa de un depósito de 10 mil pesos que nos otorga el Gobierno de la Provincia. Hasta ahora, además de los bolsones del Gobierno, es lo único que estamos recibiendo. Por parte del municipio, no hemos recibido nada, a pesar que hemos solicitado alguna ayuda, salvo la rebaja de la tasa de impuestos y patente. Pero no alcanza”.

Y agregó: “Se está poniendo muy feo. Vemos que no está alcanzando en el día a día y la situación desespera”.