El Ministerio de Salud de la Provincia informó que este hoy se llevó a cabo la tarea de desinfección del buque pesquero Echizen Maru donde semanas atrás ocurrió un brote de COVID-19. Ahora se espera la intervención del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA) para determinar bajar la carga y el destino que se le debe dar.

El subsecretario de Salud Ocupacional y Fiscalización Sanitaria, German Thompson, comentó al respecto que “toda la tripulación ya había recibido el alta médica y epidemiológica. 32 personas ya están de regreso en sus respectivas provincias y quedaron 32 personas a bordo que hoy descendieron de la embarcación para poder realizar la desinfección”.

“Durante el procedimiento quedaron el Capitán y 3 tripulantes idóneos porque en el buque seguían prendidos algunos motores y tiene cámaras frigoríficas”, anotó.

Asimismo, el funcionario resaltó que la gente del buque “ya quedó liberada y puede transitar como cualquier persona sana, aunque a las 5 de la tarde retornaron al barco”.

Finalmente, Thompson destacó que a partir de la desinfección del buque “debe intervenir el SENASA para evaluar la carga, porque es este organismo nacional el que dispondrá su destino final”.