Así lo afirmó el concejal Paulino Rossi luego de haber presentado un proyecto para que los funcionarios públicos de Río Grande se sometan a exámenes de rinoscopia y orina con el objeto de detectar sustancias prohibidas en aquellos que sean candidatos a cargos públicos o que estén en funciones.

“Hay un proyecto parecido en legislatura hace más de un año. Tucumán aprobó un proyecto similar”, dijo Rossi consultado por los antecedentes que hay sobre el tema.

El concejal habló por FM Aire Libre acerca de las críticas que tuvo el proyecto antes de ser analizado, y dijo que “muchos tratan de expandir la crítica sobre las garantías constitucionales y el derecho de reserva de las personas. Pero, por ejemplo, un jugador de fútbol que consume cocaína o marihuana no puede jugar, y nadie sale a criticar eso.”

“Planteamos una discusión ética, de cuál es la calidad de funcionarios que queremos en Río Grande, qué garantía tenemos que el que consume sustancias va a luchar contra el narcotráfico?”, reflexionó Rossi y aclaró que “hay una visión de todos los partidos políticos para avanzar con este tema”.

“El que consume sustancias prohibidas por la ley tiene una dependencia psicologica y fisica Seguramente no va a luchar contra el narcotráfico porque tiene una dependencia”, dijo el edil e invitó a los vecinos “para que ellos mismos se expresen si es un criterio para elegir o no a una persona el tema de que consuma drogas o no”

En tanto que la directora de Asistencia Psicosocial en Adicciones de Ushuaia, Ana Andrade, calificó el proyecto como “estigmatizante” y advirtió que en caso de ser aprobado, puede ser vetado. Pero para el concejal Rossi, el proyecto debe ser debatido y enriquecido por profesionales”.