La resolución procesó ayer por “comercialización de estupefacientes” a los cuatro sujetos de nacionalidad dominicana detenidos en los allanamientos del pasado 23 de abril; Gregorys Nedarlyn Castro Santana, Nerkis Rafael Castro Santana, Edgar Michael Contreras Castro y Wilfry Páez.

En esos procedimientos se incautaron 60 gramos de cocaína y cerca de 15 gramos de marihuana, pero el trasfondo investigativo de la causa era mucho más amplio que esas cantidades menores de estupefaciente.

La investigación ya había comenzado el 9 de febrero pasado personal de Aduana en el aeropuerto de Río Grande detectó a una mujer dominicana, María Altagracia Holguín Rodríguez, trasladando en su cuerpo medio kilo de cocaína.

El celular incautado a la mujer fue crucial para vincular a estos sujetos que en la hipótesis acusatoria serían la red encargada de receptar la droga, cortarla y comercializarla a nivel local.

El juez asimismo trabó embargos de 112.500 pesos a cada uno de los imputados y los dejó detenidos al considerar que existe riesgo de fuga de la provincia por parte de los mismos.