Este viernes se conoció el procesamiento contra Fernando Brundi por el delito de haber incumplido una condena impuesta en 2008 y que actualmente se encuentra vigente.

Este sujeto fue condenado por el Tribunal de Río Grande a la pena de cuatro años de prisión y 10 años de inhabilitación para conducir cualquier tipo de vehículo. Dicha pena se llevó adelante al encontrarlo responsable de un fatal accidente de tránsito en plena zona céntrica de la ciudad.

Si bien la condena de prisión fue cumplida, aún se encontraba vigente la inhabilitación, la cual debería finalizar en 2018. Así fue que el pasado mes de mayo, Brundi fue sorprendido durante un control de tránsito, conduciendo un automóvil. Allí el personal municipal le solicitó el carnet de conducir habilitante, el cual no contaba debido a su inhabilitación aún vigente.

Ante esta situación, se radicó la denuncia correspondiente, iniciándose una nueva causa judicial. Luego de haber recabado una serie de pruebas, el Juez Daniel Césari Hernández resolvió procesar a Brundi, quien podría ser sometido a un nuevo juicio oral.

Cabe recordar que en 2006 Fernando Brundi protagonizó un espectacular accidente de tránsito, el cual se cobró la vida de Edith Cánepa y su bebé de siete meses de gestación. En su momento, se llegó a comprobar que el imputado circulaba a bordo de su automóvil Chevrolet Astra a unos 120 kilómetros por hora sobre avenida Belgrano. Dicha condena fue la primera impuesta en la provincia con prisión efectiva por un accidente de tránsito.