12.1 C
Río Grande
13 de marzo de 2024

Preocupación por la caída de ventas de alimentos

En medio de una coyuntura económica compleja, Luis Scriber, vocero de los almaceneros en la ciudad de Río Grande, emitió por FM Master’s declaraciones alarmantes respecto al notable declive en las ventas en el sector alimenticio, una tendencia que está generando gran preocupación entre los comerciantes locales.

Según Scriber, la situación se ha venido deteriorando progresivamente en los últimos tiempos, con un marcado descenso en las ventas durante las festividades recientes. «Las fiestas que pasaron, no fueron lo mismo que años anteriores. A la mayoría le pasó lo mismo. La gente no consumió», lamentó.

El representante de los almaceneros destacó cómo los hábitos de consumo han cambiado drásticamente, con clientes que optan por adquirir productos de menor valor y reducen la cantidad de sus compras habituales. «Cuando vos te encontrabas con un cliente que llevaba una caja de sidra y dos o tres panes dulces, este año no sé si algunos compraron un pan dulce y una sidra no más», expresó Scriber, ilustrando así la nueva realidad del mercado.

La preocupación también radica en los costos operativos en constante aumento, como el precio de la energía eléctrica, lo que complica aún más la situación para los comerciantes locales. «La luz aumentó el doble, y en marzo vuelve a aumentar. Es bastante difícil si a esto le agregamos que se va a haber una desocupación grande en la isla, porque están empezando a caer contratos», señaló al respecto.

Además, el referente de los almaceneros resaltó las diferencias económicas entre Río Grande y Ushuaia, la capital de Tierra del Fuego, destacando cómo la afluencia turística en esta última ciudad beneficia al comercio local. Sin embargo, en Río Grande, la economía está más estrechamente vinculada a la industria, lo que la hace más vulnerable a las fluctuaciones económicas y los desafíos industriales.

Luis Scriber finalmente advirtió sobre el posible efecto dominó que podría desencadenarse en otros sectores comerciales si la situación no mejora pronto. «Las realidades de Río Grande y Ushuaia son totalmente diferentes… Si no se vende comida, las tiendas que venden ropa, o algún otro que no es tan indispensable, calculo que tienen problemas más graves», afirmó.

En este contexto, los almaceneros de Río Grande están pidiendo medidas concretas para estimular la actividad económica y estabilizar el mercado local. Mientras tanto, se mantienen en alerta esperando un cambio de rumbo que permita superar sus desafíos económicos.

Compartir

También podés leer

Tierra del Fuego no escapa a la escasez de especialistas en Argentina

La ministra de Salud de la provincia, Judith Di...

Complicaciones para transportistas argentinos en el Estrecho de Magallanes

Siguen las complicaciones para los transportistas argentinos que utilizan...

Paro de colectivos afectará a Río Grande y Ushuaia durante dos días

La falta de acuerdo entre la Unión Tranviarios Automotor...

Se recolectaron más de 72 mil kg. de plástico pet durante 2023

A través del Concurso “Reciclá y Viajá” y los...