Bajo la organización del CAAD se llevó adelante la 9na edición del Facundo Rivas, tradicional certamen del deporte adaptado fueguino, que reunió a más de 350 participantes en las diversas pruebas deportivas que engrosaron la propuesta del presente año que tuvo a cuatro disciplinas en plena actividad.

A lo largo de cuatro jornadas consecutivas se alistaron a los alumnos con discapacidad representantes de las ciudades de Río Grande, Río Gallegos, Piedrabuena, Puerto San Julián, Puerto Deseado, Mar del Plata, Mendoza, Buenos Aires, Las Flores, Santa Fe, entre otras; además de los integrantes del CAAD y la Escuela Especial N°1 de Ushuaia, que animaron las citas deportivas.

Como suele ocurrir año tras año, la puesta en escena del atletismo se produjo en las instalaciones municipales de la pista de atletismo Oscar Cabezón Oyarzún; las pruebas de natación se realizaron en el Polo Deportivo de Andorra; la competencia de boccias se efectuó en el Microestadio Jose “Cochocho” Vargas; y la primera edición del básquet adaptado se llevó a cabo en la cancha 4 Hugo Ítalo Favale; que se manifestaron en cuatro días de intensas acciones deportivas.

Más allá de la actividad deportiva en sí, lo que se celebra con este tipo de actividades recreativas y deportivas es poder mejorarle la calidad de vida a los chicos con discapacidad, y que, a medida que van pasando los años, se les brinda una mayor oferta de actividades en el amplio abanico deportivo en el que pueden desenvolverse en el día a día.

“Estamos muy felices por la gran convocatoria de los chicos y las familias, que hicieron de este Facundo Rivas, una vez más, un marco impresionante”, aseguró Diego Rosales, integrantes del staff de profesores del CAAD, que estuvo en la organización del evento que promueve e impulsa el deporte para personas con discapacidad.

“Fue el primer torneo del 3×3, que se incorpora a las actividades deportivas del Facundo Rivas, por lo que estamos muy contentos con la evolución que van teniendo los chicos en este deporte que empezamos a practicar a partir del año pasado y ya tiene un desarrollo en Evita, en los Paraepade y ahora en el Facundo Rivas”, detalló Rosales, con la satisfacción lógica de contar con una nueva disciplina en la plataforma de actividades

Facundo Rivas, que tuvo su origen en los festejos por el Día internacional de la discapacidad, que se celebra el 3 de diciembre; pasó a ser la cita esperada por todos, y se transformó, con el correr de las ediciones, en la máxima expresión del deporte adaptado de la Patagonia, que reúne a exponentes de enorme potencial deportivo, y fundamentalmente, está pensado como espacio propicio de esparcimiento y diversión de los jóvenes con discapacidad de toda la provincia.