Por Silvana Minue-“El Ministerio de Mujeres, Géneros y Diversidad realizó un encuentro con legisladoras y activistas fueguinas por la participación política de Mujeres y LGBTI+.

Las dificultades para llegar a una ley tienen que ver con las voluntades políticas de los espacios gobernantes, hay machismo en todos lados; no obstante, la construcción colectiva es compleja, difícil, pero es posible”, indicó la directora de Promoción de la Igualdad en la Participación Política del MMGyD, Fernanda Fernández.

El miércoles pasado, el Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad de la Nación (MMGyD) realizó la mesa de debate “La paridad como herramienta política de Igualdad” en la provincia de Tierra del Fuego con la participación de legisladoras y activistas de la provincia. A través de estas actividades, el MMGyD busca fomentar el debate y apoyar las iniciativas para sancionar leyes de Paridad de Género en aquellas provincias que aún no cuentan con normativas que promuevan y garanticen espacios paritarios para las mujeres en los ámbitos de representación política. Tierra del Fuego junto a Corrientes y Tucumán aún no cuentan con una ley de paridad entonces se torna necesario que reciban acompañamiento y asesoramiento desde el MMGyD así se construye una perspectiva federal, de respeto y construcción conjunta con cada una de las provincias para que las leyes de paridad promuevan una representación más igualitaria.

Participaron de la actividad: Mónica Acosta, legisladora provincial y expresidenta de la Cooperativa Renacer (Ushuaia); Fabiana Ríos, militante de la Corriente Crítico Feminista La Ría y secretaria general del Partido Social Patagónico, que fue la primera mujer del país en ser electa y luego reelecta como gobernadora en 2007 y 2011; Victoria Vuoto, legisladora provincial; Andrea Rodríguez, presidenta del Comité de la UCR Río Grande, quien presentó junto a otros dirigentes del partido un proyecto de Ley de Paridad en la provincia. La moderación estuvo a cargo de Fernanda Fernández y Verónica Portillo, secretaria de Integración Provincial de Tierra del Fuego.

La directora de Promoción de la Igualdad en la Participación Política del MMGyD, Fernanda Fernández, explicó en declaraciones a TIEMPO FUEGUINO que las mesas de debate fueron dirigidas para las provincias sin paridad además “se buscaba visibilizar el trabajo que veníamos haciendo con las provincias en un año particular. Llegamos a un piso de conclusiones de que el patriarcado es transversal, y las dificultades para llegar a una ley tiene que ver con las voluntades políticas de los espacios gobernantes, hay machismo en todos lados; no obstante, la construcción colectiva es compleja, difícil, pero es posible”, indicó.

“S bien los cargos dentro del ejecutivo supera la paridad no pueden depender de la voluntad de un gobierno para tener sus derechos de acceso a cargos efectivo entonces es muy necesaria que la Ley de Paridad se apruebe en la provincia así surge un marco legal para exigir la conformación de las listas”, aseguró Fernández.

En la charla que se originó entre las participantes y que puede verse en el canal de youtube del MMGyD, la funcionaria nacional reconoció que fue un “debate muy rico y la paridad forma parte de la agenda feminista no es desbordante como los casos de violencias de género y feminicios. En un año electoral es imprescindible que las mujeres ocupen cargos de decisión y estas medidas de acción positivas son el primer paso para achicar las brechas”.

“La prioridad que le dimos a Tierra del Fuego es que queríamos escuchar a las protagonistas locales que se encuentra presentados proyectos o en las calles reclamando derechos y la conclusión que sacamos es que nos acerca a la realidad local los temas de la agenda”, indicó.

Por último, Fernández remarcó que se debe rever algunas prácticas políticas y “desde el  MMGyD, entendemos que es un proceso de cambio cultural y sabemos que podemos tener la mejor ley posible pero también hay una realidad de que los espacios políticos tienen su lógica masculinizada y patriarcales, y las leyes buscan garantizar la presencialidad femenina. Hay que ver adentro de los partidos políticos los órganos de elección porque después se traduce en las candidaturas y las políticas que se implementan, hay que analizar la vida de los partidos políticos como los financiamientos para que mujeres y disidencias tengan su igualdad en condiciones al momento de candidatearse. Hay que acompañar las leyes con prácticas concretas. No solo pensar en el acceso sino en la permanencia de las candidatas”.