Con el conocimiento del proyecto de Reforma Judicial desde Nación, y tras ser elegida por el Presidente Alberto Fernández para conformar con Consejo Asesor de la Corte Suprema, la Jueza del Superior Tribunal de Justicia, María del Carmen Battaini expresó que “nuestra función es asesorar con respecto a lo que se ve en la realidad; en relación a lo que se ve en la Justicia Federal y Nacional que es aquella que actúa dentro del ámbito de la Capital Federal en cuanto a los temas comunes”.

María del Cármen Battaini en conversaciones con Fm Master’s, declaró que “la reforma tiene 2 patas. La modificación de los juzgados federales, la cual incluye a las provincias, porque va a crear nuevos Juzgados Federales en las provincia, dividiendo por materia. En estos momentos, los Juzgados de Primera Instancia Federales que actúan en la provincia, actúan en todos los temas”.

“Ahora, lo que se quiere hacer, es dividirlos por fueros. Es crear competencias dentro del fuero federal. Esa pata de la reforma está en marcha. Nosotros tenemos que aportar ideas y realidades a lo que hace el funcionamiento del Concejo de la Magistratura Federal, la Corte Federal y algunos institutos, como puede ser el juicio por jurado o lo que veamos en función de poder mejorar el servicio de justicia, que es el objetivo. Hay muchos temas por tratar”, aseguró la Jueza.

Por otro lado, respecto al contexto sanitario dijo que “creo que no va a dificultar. Tenemos internet. En este momento tuve que venir a Buenos Aires. El miércoles estuve todo el día trabajando. La semana que viene nos volveremos a reunir y el resto, cuando pueda volver, seguirá de manera virtual, si es que se trabaja en equipos, ya que hay apreciaciones diferentes. Es la primera vez que se nos convoca como provincia”, indicó Battaini.

“En Tierra del Fuego tenemos una buena relación entre Justicia Provincial y Justicia Federal. Todo lo que no hace a la jurisdicción, tratamos de trabajar en conjunto. El problema es en Comodoro Py, donde recaen las causas que generar mayor interés en la gente y que, a veces, se genera un desprestigio en función de lo que se cree que deberían decidir y no deciden, que no es bueno para el sistema judicial”, concluyó Battaini.