Tras semanas de negociaciones, el Gobierno nacional y la farmacéutica Sinopharm cerraron un acuerdo por un millón de vacunas, mitad dosis 1 y mitad dosis 2, las cuales llegarán al país a fines de febrero.

Con el contrato firmado, además de una cláusula que permite acceder a mayores cantidades de dosis en marzo, todo quedó en mano de la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica. El organismo tiene en su poder el análisis de la Fase III de la vacuna y debe definir si aprueba su aplicación en Argentina.

Una vez que esté la aprobación de la ANMAT, se firmará oficialmente el contrato y se preparará el envío de las dosis hacia Buenos Aires. Desde Nación creen que el primer cargamento podría llegar hacia fines de este mes.

Las negociaciones no fueron fáciles. De acuerdo a lo publicado por Infobae, en China pretendían cerrar un acuerdo por 30 millones de dosis. Sin embargo, por parte de Argentina no estaban dispuesto a suscribir ese acuerdo, dado el valor de la vacuna -cada una cuesta 40 dólares- y la cantidad.

Finalmente, con la intervención de Xi Jinping, se cerró un acuerdo consensuado por ambas partes: Provisión de dosis que se hará a medida de las necesidades planteadas por el Ministerio de Salud argentino; así como que cada embarque se pagará una vez que arribe a Ezeiza.