La Federación Popular del Transporte de Tierra del Fuego y el gobernador Gustavo Melella acordaron cuatro puntos de trabajo con relación al Cruce por Aguas Argentinas en contexto de políticas soberanas: iniciar encuentros con los técnicos del Ministerio de Transporte de la Nación, oficializar un trabajo estadístico sobre el movimiento de pasajeros, vehículos, camiones y cargas para cuantificar el costo de las operaciones por Chile; convocar a una unidad de trabajo con Santa Cruz y realizar un sistema de control y monitoreo permanente en el Atlántico Sur.

El gobernador Gustavo Melella y el Secretario de Malvinas, Andrés Dachary; recibieron este jueves 25, a miembros de la conducción técnica y política de la Federación Popular de Tierra del Fuego; para abrir una agenda de actividades y acciones, destinadas a lograr la aplicación efectiva de la Ley 26.776, que establece como política de Estado la integración soberana entre la isla Grande y la provincia de Santa Cruz.

Durante más de 70 minutos, el mandatario fueguino y la organización que estuvo acompañada por el Secretario de Energía Moises Solorza; dialogaron sobre los aspectos técnicos de la Ley, revisaron documentación evaluatoria de los estudios de factibilidad y trazaron objetivos para sociabilizar la información del proyecto.

En ese marco, el mandatario fueguino se comprometió a dar inicio a reuniones periódicas entre el Ejecutivo Provincial, los profesionales del Ministerio de Transporte y la Fe.Po.Tra; y a su vez abrir la participación a organismos nacionales y provinciales, a entidades y asociaciones, como también al ámbito universitario; tal cual fue propuesto por la Federación.

El gobernador; quien aseguró que el objetivo nacional es concretar “una conexión corta por el sector más cercano entre la Isla y el Continente”; también coincidió con la Fe.Po.Tra, en la necesidad de poner en marcha “una mesa de trabajo conjunta entre Tierra del Fuego y Santa Cruz”, que esté presidida por él y la Jefa de la provincia hermana, Alicia Kirchner.

En el mismo sentido, apoyó y prometió el acompañamiento del Estado provincial para que, a través de la Dirección de Estadística y Censo, se efectúe un estudio minucioso y trazar curvas de Gauss, sobre la cantidad y volumen del movimiento de vehículos, colectivos, pasajeros, camiones y toneladas de carga, para conocer el costo económico y financiero que significa la dependencia de circulación terrestre y marítima con Chile.

Como último aspecto del temario presentado por Fe.Po.Tra, el mandatario compartió la necesidad que la Provincia cuente con un sistema de monitoreo y control permanente, del movimiento de buques de bandera nacional y de otros países, dentro de la jurisdicción fueguina. La Federación propuso utilizar las plataformas de internet que en tiempo real dan posicionamiento marítimo, sentido de navegación y matrícula, y reforzar dicho seguimiento a través del sistema satelital ARSAT; para que todas las semanas se elabore un informe de alcance nacional y mundial, especialmente; para denunciar los actos unilaterales de los británicos y de barcos de otros estados que de manera ilegal roban el recurso pesquero de los argentinos, en el Atlántico Sur. Propuesta que fue aceptada y hecha propia por Gustavo Melella.

Sobre estos aspectos, los miembros de la Federación reiteraron su compromiso con la necesidad que posee la Tierra del Fuego, de contar con una empresa provincial de hidrocarburos y de manera imperiosa, con un puerto de aguas profundas para el movimiento de cargas y desarrollo industrial pesquero en la Zona Norte de la Isla.

Del encuentro participaron los miembros de Fe.Po.Tra; Pablo Abba, Bruno Bustamante, Enzo Córdoba, Juan Vera, Horacio Chávez y Daniel Guzmán.