El Intendente de Río Grande, Gustavo Melella, lamentó los despidos que realizó la firma Australtex, así como el cierre de Telecomunicaciones Fueguinas. Al respecto expresó que “la crisis continúa golpeando a nuestros vecinos y a nuestra ciudad, producto de las políticas económicas neoliberales que se están implementando a nivel nacional que producen desindustrialización  y desempleo”.

“Nos genera enorme preocupación la situación que se está viviendo y vemos cómo día a día los problemas se profundizan, pero no bajamos los brazos y continuamos trabajando para acompañar a las familias que están pasando un mal momento”, agregó.

En este sentido, el intendente recalcó que “estamos haciendo todo lo que está a nuestro alcance para ampliar la matriz productiva, porque sostenemos que hay que defender y fortalecer la industria y la ley 19640, y al mismo tiempo promover el desarrollo de nuevas industrias como lo hacemos a través del Espacio para el Desarrollo Laboral y Tecnológico”.

Finalmente, recordó que “cuando nosotros advertimos lo que estaba ocurriendo nos trataron de agoreros, de profetas del caos y cosas similares, pero nosotros no nos escondemos, decimos la verdad y estamos del lado de los vecinos y los trabajadores”.

“Esperamos que esto cambie, que el Gobierno reflexione y que revise las políticas económicas para que podamos retomar un camino de desarrollo y crecimiento con inclusión social”, finalizó.