“Tierra del Fuego, Chubut y Santa Cruz son las provincias donde más trabaja el Correo, pero lo están matando de a poco”, dijo José Arriagada, delegado de los trabajadores del Correo de Río Grande.

En la mañana de hoy, comenzó una retención de tareas en la atención al público, lo que también repercute en el reparto de correspondencia. El paro de actividades comienza a las 6 de la mañana. De 7 a 9 paran los distribuidores, mientras que el área comercial para de las 9 a las 11.

Los trabajadores esperaban un comunicado de la empresa sobre la efectivización del pago de haberes, y la comunicación llegó: sólo van a cobrar el 50% del sueldo, sin una fecha para el cobro del otro 50%.

“Si no hay novedades en la comunicación del pago seguiremos con estas medidas. Nos quedaron debiendo de marzo a octubre un aumento salarial. Nos tendrían que haber dado un 11%, pero no conforma a nadie. Hace un año venimos con estos problemas en cuanto al pago”, afirmó Arriaga por FM Masters.

Otra de las inquietudes que tienen los trabajadores, considerados esenciales durante la pandemia, es la aplicación de la vacuna, para la que no estarían incluidos.

“Hemos trabajado todo el año durante la pandemia, al personal de correo argentino no se lo tiene en cuenta. Hay dos trabajadores que no trabajan hace un año porque son de riesgo. No hubo información del ministerio de salud, nunca han nombrado a los correos para poder aplicar la vacuna”, concluyó el delegado.