Actualmente se sabe que son muchas y variadas las tareas que pueden realizarse desde la comodidad del hogar. Desde tomar clases escolares hasta el famoso “home office”, la virtualidad atraviesa buena parte de nuestras vidas y hasta es posible comprometerse con el cuidado de la naturaleza, sin movernos de nuestras casas.

La plataforma de internet Change.org propone una forma de “activismo digital”, mediante la posibilidad de brindar apoyo –firma mediante- a una petición con un objetivo y destinatario específico.

Una de estas peticiones, relacionada con el cuidado y protección de Península Mitre, ha logrado este viernes 20 de mayo dar el paso que propone la plataforma para hacer que este reclamo virtual tome la forma de una acción concreta.

Voluntarios entregaron a los Legisladores de Tierra del Fuego las más de 160 mil firmas recolectadas hasta ahora una caja para cada legislador y presidencia de la Legislatura con un pendrive que contiene las firmas y una carta autenticada por representantes de la plataforma 161.278 personas les piden a las y los legisladores fueguinos que este fundamental ecosistema sea declarado “Área Natural Protegida”.

Jimena Szpanierman, asistente de campañas de Change.org, explicó por qué es tan importante el acto de entrega de firmas: “Ese clic que a veces creemos que es tan lejano, mediante esta acción simbólica de entregar una enorme cantidad de firmas, demuestra que las voces son escuchadas. La interacción se convierte en algo real, tangible”.

Son 3 jóvenes activistas de Tierra del Fuego que fueron los elegidos para hacer tan importante entrega, reforzando el mensaje del pedido. Por ellos, las generaciones futuras son las que están reclamando la sanción de una ley que proteja Península Mitre.

¿Por qué esta petición se ha convertido en la demanda con más firmas en Tierra del Fuego?

Península Mitre posee un ecosistema clave para combatir los efectos del calentamiento global: En ella existen más del 84% de las turberas que hay en nuestro país. La turba tiene la capacidad de capturar carbono, de allí que cumpla un rol tan importante para contrarrestar el cambio climático.

Existe una particularidad, que llevó a quienes impulsan esta juntada de firmas a sentir que este era un buen momento para realizar una acción presencial.

“La petición de Península Mitre es una de las más grandes que tenemos en la plataforma de temas ambientales. Cuando alcanzamos el número de 160 mil firmas, tanto los creadores de la petición como las organizaciones socioambientales fueguinas se dieron cuenta de que este número es mayor que toda la población de la provincia”, contó la asistente de campañas de Change.org.

En ese momento se decidió renovar el impulso por el pedido: “Más gente que toda la que vive en Tierra del Fuego está diciendo que quieren que salga esta ley. Es un número muy importante y significativo para una de las peticiones más viejas que tiene Change.org”.

Con esta idea de renovar el aliento a que la gente se sume a firmar, varios artistas (Elena Roger, Lito Vitale, Mariano Torre y el cantautor fueguino Mariano Boreal) grabaron una canción para actualizar la petición y sumar a la estrategia principal de visibilización.

“Es por hoy”, con letra y música de Boreal, aporta arte y compromiso a esta causa que cala hondo en la sociedad fueguina.

“Las estrategias presenciales, suman a las digitales, para poder lograr el objetivo. En nuestra experiencia vemos que cuantas más acciones se realizan, más nos acercamos a ese objetivo. En Tierra del Fuego las organizaciones ambientales están haciendo un gran trabajo y esto se nota en que empiezan a verse respuestas de algunos legisladores, que subieron a sus redes fotos con las cajas con firmas, demostrando que están a favor de que Península Mitre sea un área protegida. Mediante estas estrategias se ejerce cada vez más presión”, indicó Szpanierman.

El camino recorrido por la plataforma es alentador a la hora de pensar en que la entrega de firmas en la Legislatura arroje resultados positivos.

“Todos los años se impulsa y se incentiva a las personas a que le entreguen las firmas al destinatario de sus peticiones porque, aunque nosotros impulsamos el activismo digital, creemos en las acciones presenciales que generan un alto impacto. En 2019, por ejemplo, hicimos entrega de 48 mil firmas en el Congreso pidiendo por la Ley de Talles y 3 meses después estaba sancionada”.

Szpanierman afirma que, “gracias al apoyo de las personas, las organizaciones y al trabajo de quienes impulsan las peticiones, en Change.org todos los días una petición cumple su objetivo. El ciclo no termina hasta que el objetivo no está cumplido. Esa es la victoria esperada. Aquí hay solo una muestra de cuánto llegó en la gente esta campaña, del gran apoyo que tiene de la ciudadanía. Pero la petición sigue hasta que esta Ley se apruebe en la Legislatura”.