Por Elías García.

El diputado nacional por Neuquén, Francisco Sánchez, del bloque Juntos por el Cambio, presentará un proyecto de ley en el Congreso Nacional con el objetivo de otorgar la pena de muerte para violadores y asesinos de menores de edad en la República Argentina; y cuenta con el apoyo de la agrupación de Río Grande “Madres en lucha – Yo sí te creo”, que defiende a las víctimas menores de edad por abuso sexual infantil y moviliza las diferentes causas judiciales vigentes vinculadas a ese delito.

Maby Acuña, representante de las madres nucleadas en la organización, explicó a Tiempo Fueguino que el contacto entre ambas partes se produjo “a través de la página del señor diputado” y el proyecto “consiste en pena de muerte para los violadores que dan muerte a sus víctimas en las violaciones”.

“Lo que nosotros queremos es tener condenas más extensas y cadena perpetua en lo posible por los daños generados. También aumentar la pena a los adolescentes que abusan de menores y no que lo consideren en la justicia como un desahogo sexual”, manifestó Acuña.

“El diputado nos invitó al Congreso cuando se haga la presentación del proyecto pero igualmente vamos a comentar en qué se va a basar porque aún no nos sentamos a charlar cómo va a ser todo”, amplió la representante de “Madres en lucha – Yo sí te creo”.

La iniciativa del diputado Sánchez se hizo pública el pasado 14 de diciembre cuando citó una nota periodística del diario platense El Día, donde un menor abusado sexualmente falleció luego de estar internado un año con una fractura de cráneo durante el ataque.

“Voy a presentar un proyecto para aplicar pena de muerte a monstruos como estos. Seguro que ahora que ya no consideramos más el Pacto de San José de Costa Rica en Argentina, voy a conseguir la adhesión de quienes lo rechazaron cuando votaron el aborto”, anexó el representante neuquino, quien mezcló la legalización de la interrupción voluntaria del embarazo para expresarse en relación a la noticia.

El artículo publicado por el diputado fue alusivo a la muerte de Lucas Tahiel Quirós, de dos años, quien en el transcurso de ese fin de semana falleció tras permanecer en terapia intensiva desde octubre de 2019. Un hombre identificado como Rubén Oscar Pérez, prófugo de la Justicia, está acusado por “homicidio agravado y abuso sexual” del menor mencionado, según consigna el diario La Nación.

Cabe recordar que, en América Latina, Argentina, Bolivia, Uruguay, Ecuador, Colombia, Venezuela, México, Panamá y Nicaragua, entre otros, prohibieron el uso de la pena de muerte de manera absoluta.

En tanto, en la región, Brasil, Perú, Chile y Guatemala son algunos de los pocos países que sostienen alguna posibilidad a través de la justicia militar en tiempos de guerra.

 

“Decidimos seguir nuestra lucha solas”

Por otro lado, Maby Acuña se refirió a la separación de la agrupación “Pañuelos Amarillos”, renombrada en Río Grande como “Madres en Lucha – Yo sí te creo”.

“Decidimos seguir haciendo nuestra lucha solas, somos mamás que buscan justicia por nuestros hijos. Esta señora (la abogada, María Colomba Nazca) pertenece a Tucumán y la verdad que no tiene bien registrado en qué punto cardinal estamos de la Argentina. No podemos seguir perteneciendo a un lugar donde no nos están brindando apoyo”, afirmó Acuña.

“Queremos decirle a la población que somos Madres en Lucha Yo Sí Te Creo y nos vamos a seguir identificando con el color amarillo porque todos nos conocen así. Vamos a seguir dando la cara por muchas mamás que no hablan y por muchos niños que están en silencio”, aseguró.

“Invitamos a la población que nos sigan apoyando, queremos condenas seguras. Basta de privilegios hacia las personas que están en la cárcel porque se ve últimamente que están teniendo muchos privilegios, favoritismos o favores de plata; llámese corrupción”, sentenció la referente de la agrupación.