En conferencia de Prensa en Diputados, Cristina Kirchner acusó al presidente Macri “como máximo y verdadero responsable de una organización para perseguir opositores”, y agregó que “se juzgó y no hay causa. Siguen adelante en esta persecución inédita en la historia argentina. Estas medidas degradan a la justicia.”

La expresidenta senaló al presidente de ser “el director de la orquesta y Bonadío ejecuta la partitura musical. Todo es una gran cortina de humo que pretende intimidar a la población y a la dirigencia. A la dirigencia con la justicia y a la gente con la represión. Es para disciplinar.”

“La campaña electoral terminó en octubre aunque algunos no se hayan dado cuenta”, dijo Cristina, y subrayó que “Argentina necesita soluciones y respuestas a los angustiantes problemas que tienen los ciudadanos”

Sobre la vinculación que supuestamente tendría con las escuchas telefónicas entre los acusados de encubrimiento del atentado a la AMIA, Cristina dijo: “Desconozco que tipo de conversaciones tienen las personas porque, además, nunca me he especializado en andar escuchando conversaciones telefónicas. Eso lo hacen otros”.

“Esto que quieren hacer conmigo lo están haciendo con dirigentes sociales, sindicales y políticos”, sentenció la senadora y agregó “no soy la única que tiene presiones o intimidaciones. Pero no les va a funcionar”.

En el final de la conferencia, rodeada de los miembros de su bloque, Cristina dijo que “esto tiene que ver con que ingreso al senado y me quieren con la espada de Damócles en mi cuello. Nunca se supo si le cortaron la cabeza con esa espada”.