Lo advirtió el abogado de la Asociación Obrera Textil en Río Grande, Dr Joel Colli, quien denunció que el sindicato no pudo tener acceso a los protocolos de seguridad que la empresa le presentó al Comité Operativo de Emergencia.

Ayer por la mañana, un grupo de dirigentes de la AOT, y delegados gremiales se presentaron en la planta, con la intención de verificar cómo se llevaban adelante los controles y el protocolo para la entrada del personal.

Pero la persona que estaba a cargo de la medición de la temperatura corporal no era personal sanitario, sino que formaba parte de una empresa tercerizada de seguridad, quien afirmó que algunos registros de los que ingresaban daban “20 grados” de temperatura.

La irregularidad se suma a otras irregularidades que se vienen detectando en la empresa.

Hace dos años atrás, Australtex echó a 40 trabajadores y después los tuvo que reincorporar. Tiempo después, fue noticia por haber liquidado mal los salarios.

Esta vez, luego de que fuera aprobado el protocolo presentado por la empresa ante el COE, los trabajadores fueron convocados a presentarse a trabajar mediante un mensaje de whattsapp, que muchos recibieron a las 10 de la mañana. El mensaje decía que debían presentarse a las 14 hs. sin explicar si iba a haber un transporte o sobre el recorrido del mismo, detalle no menor establecido en los protocolos para la industria.

A eso se suma de que el protocolo general dice que la persona que tiene que tomar la temperatura tiene que ser alguien de sanidad.

El 8 de mayo, entre las 9 y las 12 otro grupo de trabajadores recibe carta documento que se debían presentar ese día a las 6 de la mañana. “Fueron notificados ese mismo día, pero para ingresar a las 6 de la mañana. Y fueron intimados a que si siguen en la actitud de no presentarse se les van a descontar los días”, relató Colli por Fm Del Pueblo.

Desde el sindicato se presentó ayer la denuncia al ministerio de trabajo y hoy al COE y al ministerio de producción, acerca del mal funcionamiento de los protocolos en la empresa.

“Además les adeudan la primera quincena a de marzo y todo el mes de abril, que solo han abonado $12.000 más$ 4.000 que pagaron cuando los trabajadores no quisieron entrar a trabajar hasta que no se regularice la deuda”, dijo Colli.

Y agregó: “es una empresa muy conflictiva y la más grande que tenemos”.

El 21 de abril, la FITA (Federación de Industrias Textiles Argentinas) firmó un acuerdo de flexibilización con la AOT, que rige desde el 1 de abril del 2020, y por tres meses con posibilidad de extenderlo.

El acuerdo contempla que los trabajadores que no sean convocados a sus puestos percibirán una rebaja en su sueldo, cobrando una suma fija de entre $17000 y $20000 según la categoría, aunque estén licenciados por el DNU que estableció la cuarentena obligatoria. Ahora se está trabajando en un nuevo acuerdo para Tierra del Fuego que incluya algunos ítems como la zona.

“Ellos aducen que se manejan por el acuerdo a nivel nacional. Nosotros no aceptamos, si tienen la razón ni siquiera así han completado esos haberes de la categoría más baja, que es de $17.000”, advirtió el abogado.

La denuncia ya está en el ministerio de trabajo local y mañana se espera una audiencia de partes.

“Debería intervenir el COE, el ministerio de trabajo y de salud”, agregó Colli, y reiteró que “el sindicato no pudo comprobar si se están tomando las medidas de seguridad correspondientes dentro de la planta”.