Quien fuera ex ministra de Seguridad de Macri y actual presidenta del PRO, Patricia Bullrich, cuestionó las negociaciones que lleva adelanta el Gobierno Nacional con distintos laboratorios para acceder a vacunas contra el COVID-19, y al referirse puntualmente a las supuestas cláusulas que solicitó la empresa farmacéutica Pfizer para abastecer al país, manifestó que “les podríamos haber dado las Malvinas”.

Las declaraciones generaron todo tipo de repudios en el arco político, incluso el gobernador de las Malvinas, Gustavo Melella, expresó en su cuenta de twitter que “la señora Bullrich ha perdido todo tipo de sentido común y el decoro que debe tener un dirigente político. Sus declaraciones, sin embargo, no debieran asombrarnos porque se enmarcan en lo que constituyó una verdadera política de Estado de Juntos por el Cambio en la Causa Malvinas durante los cuatro años de su gestión”.

“Exijo a Bullrich que se retracte y pida disculpas públicas al pueblo argentino, en especial al pueblo fueguino, a nuestros Veteranos de Guerra y a las familias de los héroes que descansan en el Cementerio de Darwin”, pidió el gobernador.

“Uno no puede creer que la presidenta del partido mayor de la oposición diga semejante cosa”, manifestó el ex combatiente y periodista Daniel Guzmán, por FM Aire Libre.

“Firmaron acuerdos con gran Bretaña, trasladaron los fondos de dólares de Argentina en oro a Gran Bretaña, endeudaron el país”, enumeró Guzmán, sobre la llamada “desmalvinización” que se llevó a cabo durante la presidencia de Mauricio Macri.

Y agregó: “No tiene ningún tapujo para semejante falta de respeto a la historia de los argentinos”.

Hoy, en sus redes sociales, Bullrich salió a defenderse con una carta que reza: “El Contrato con Pfizer nos daba preferencia para la compra de 14 millones de vacunas”.

“El Gobierno Nacional, por alguna razón no explicada ni justificada, decidió no aceptar el buen precio y la cantidad ofrecida, que podía complementarse con una compra mayor”.

“Dio muchas excusas, tales como que nos pedían activos, soberanía y cuestiones similares. Para ejemplificar esto dije en un programa de televisión que hablaban de los hielos continentales y hasta de las Islas Malvinas”.

“Lo expresé incorrectamente y los kirchneristas salieron rápidamente a decir que yo quería entregar las Islas Malvinas a Pfizer. Un absurdo que sólo esconde la falta de explicación de por qué los argentinos estamos sin vacunas. Perdimos una gran oportunidad”.

“El problema es que van a volver a cerrar todo, que seguimos con miles de chicos sin ir a clases, con negocios fundidos y millones de trabajadores desocupados porque decidieron no comprar vacunas. Mi frase fue mal expresada y ya lo dije”.

“Pero la vacuna no está, siguen los muertos y quieren volver a encerrarnos por su incapacidad para administrar la pandemia. Miren lo importante”.

“Yo ya expliqué lo que quise decir, expliquen ustedes por qué no tenemos vacunas”.