Así lo afirmó el legislador de FORJA, Federico Greve, con respecto al proyecto de ley anunciado ayer por el Gobernador Gustavo Melella, y que se va a discutir este jueves en la legislatura.

“Estamos muy esperanzados en que esto se apruebe”, señaló Greve por FM Aire Liibre.

Y agregó: “No decimos que el proyecto sea perfecto, hemos estado en contacto con los otros bloques y algunos han aportado y hemos tomado de otros proyectos”.

“Estábamos esperando que el proyecto venga del ejecutivo. Es una idea concreta de algo que se puede llevar adelante. No implica un ajuste sino una ayuda al sector comercial que está deprimido por esta situación de la pandemia”, dijo.

El legislador aseguró que “ninguna solución que uno haga desde el estado es una solución definitiva. Todos los paliativos que pueda dar el estado no son la solución, la solución se va a dar cuando la Argentina empiece a funcionar realmente”.

Y consideró que el proyecto de ley “esta situación de crisis se va a agravar, porque la provincia, el país y el mundo ha pasado mucho tiempo sin producir. Las fabricas esperan insumos desde afuera del país, es toda una logística que se atrasa. Ahí tiene que estar el estado con las mejores herramientas y son las que las que se pueden dar”.

Según Greve, en la legislatura “todos tenemos un objetivo idéntico de colaborar con distintos sectores. Todos nos hemos reunido con un montón de gente que nos plantearon las mismas situaciones”.

“En lo que tiene que ver con el sector de la producción, habrá mucha más flexibilidad en lo que es intereses y financiación de créditos bancarios. En el ministerio de producción hay otras herramientas. La realidad es que durante los 8 años del gobierno municipal, la secretaria de producción ya otorgaba créditos. La ministra de producción del gobierno ya estuvo en ese cargo, tiene una experiencia “, afirmó.

Sobre los artículos cuestionados del proyecto, Greve señaló que “alguna objeción que se puede dar es sobre la redacción, pero la ayuda, como se busca hacia el sector comercial, se estaría cumpliendo. Independientemente de las diferencias que podamos tener, el principal objetivo es la ayuda”.

“Sé que los cuestionamientos vienen en la forma de aplicación, en la agilidad del banco para otorgar los créditos. Y ayer estuvimos hablando con uno de los directores del Banco que explicaba que cuando salga la normativa ellos van a agilizar los trámites lo más que se pueda para otorgarlos, pero cuando se tenga aprobada la ley, se sabrán los procedimientos”, explicó.