El secretario de Ambiente, Desarrollo Sostenible y Cambio Climático de  la provincia, Mauro Pérez Toscani, le respondió a la secretaria de Obras Públicas del Municipio de Río Grande, Gabriela Castillo, quien acusó a la provincia de ser responsable de la parte hídrica de la Laguna Seca.

Al respecto el funcionario señaló que “los vecinos están cansados de un Municipio que se pasa declamando su autonomía, pero no se hace cargo de los problemas en serio de nuestros vecinos. No se trata solo de colocar flores y pintar cordones, hay temas estructurales que solucionar a nivel local. Entre ellos un tema tan importante para la salud pública de los riograndenses” En este sentido, no dudó en afirmar que “el Municipio trabaja sin planificación, habilitando y propiciando asentamientos en un lugar que no es apto, y que puede tener complicaciones, a menos que le encontremos una solución en conjunto”.

El Secretario agregó además que “no se puede estar diseñando un barrio alrededor de un problema, sin tenerlo en cuenta con el estudio de impacto ambiental”, cuestionando que “se mande a la gente a vivir ahí sin tener en cuenta el impacto que sufre en su calidad de vida. Es muy irresponsable la acción del Municipio en este sentido, porque implica un riesgo ambiental y humano.”

Asimismo, dijo que desde distintos sectores “hemos recibido propuestas y nosotros también hemos generado las nuestras, con diagnósticos, estudios y proyectos”.

En este sentido aseguró que estamos trabajando para conseguir el financiamiento, que hasta el momento no apareció. Hemos recurrido a la antigua Subsecretaría de Recursos Hídricos de la Nación, en el Ente Nacional de obras y Servicios Sanitarios de Agua (ENOSA) y hoy seguimos con esta problemática”.