La Cooperativa Eléctrica de Rio Grande informó a la ciudadanía, mediante un comunicado, que a las 16.30 se produjo una reducción importante, sin aviso previo, de la presión del gasoducto principal, lo cual generó una desconexión de los sectores de sacrificio que permiten el manteamiento del sistema.

Según informaron, la presión siguió bajando, hasta que a las 16.45 la empresa Camuzzi informó telefónicamente que tenían un problema en el gasoducto, que requería la parada de la central termoeléctrica de Rio Grande.

En forma preventiva, se realizaron maniobras para reducir el consumo, desconectado sectores con baja densidad demográfica y no residencial. Esto permitió estabilizar la presión del gasoducto hasta que se recibió una comunicación oficial solicitando que se manténgala restricción en la provisión del servicio hasta que pudiera resolver el problema que afectaba a la empresa.

A las 19.00 hs., la empresa Camuzzi informó la liberación de esa restricción y verificaron la presión normal, lo cual les permitió restituir el servicios en las zonas afectadas.

Para finalizar, pidieron disculpas a los vecinos de la ciudad por los problemas que se pudieron haber ocasionado por esta medida que afectó el normal funcionamiento de la central termoeléctrica. Y cuya responsabilidad es ajena a la cooperativa.