Un estudio de la Universidad Torcuato Di Tella, que mide el índice de Confianza en el Gobierno (ICG) arrojó que luego de tocar su techo histórico en noviembre, tras la victoria electoral de Cambiemos, el ICG de diciembre de 2017 fue de 2,36 puntos (de una escala de 5 puntos), “registrando el descenso porcentual más pronunciado de la gestión de Mauricio Macri (20,3 por ciento)”.

Entre los motivos de la caída se encuentran la crisis por la desaparición del submarino ARA San Juan, el asesinato del joven mapuche Rafael Nahuel durante un operativo de la Prefectura y la “forma en que se tematizaron públicamente las iniciativas de reforma laboral y previsional”.

Según el documento “se quiebra así la evolución positiva que acompañó a los resultados electorales favorables de Cambiemos en las PASO de agosto y en las generales de octubre, y que se extendió al mes de noviembre, lapso en el cual el ICG aumentó un 33 por ciento (de 2,24 en julio a 2,97 en noviembre). En términos interanuales la variación del ICG es de -5 por ciento”.

El derrumbe de confianza que sufrió la gestión de Cambiemos sólo es comparable, con la caída que registró el gobierno de Cristina Kirchner (-23 por ciento) durante el conflicto con las patronales agrarias, que prácticamente paralizaron el país, y por tres mediciones registradas durante la crisis de 2002, cuando Eduardo Duhalde ejercía la presidencia.