La Casa de la Cultura se vistió de fiesta ayer para celebrar 31 años de ininterrumpida actividad dando lugar a las diferentes expresiones culturales de la ciudad. Artistas locales, agrupaciones de danzas y diversos talleres brillaron sobre el escenario en un clima alegre y familiar.

Actuaciones del Coro Gospel; la banda de rock After-Ego; el Instituto AmArte; el Taller de Folklore, Miguel Almendra; Jorgelina Nolasco y su acordeón; el Instituto Najnah Belly Dance y el Grupo Andanzas, fueron algunos de los artistas que participaron en esta noche de festejo.

A modo de reflexión acerca del significado de este nuevo aniversario, la secretaria de Promoción Social, DI Analía Cubino, sostuvo que “luego de haber celebrado el año pasado los 30 años que tanto tienen que ver con lo que hace la cultura en la democracia, nos encaminamos ahora rumbo a los cuarenta años en una suerte de madurez que nos lleva a pensar la ciudad de otra manera”.

“Lo que hacemos desde el Municipio proponiendo la cultura de la ciudad en el día a día, se ve reflejado en estos momentos muy importantes en la Casa de la Cultura, como seguramente lo será en estos días con las clínicas de jazz que se dictarán o el espectáculo del sábado próximo con la banda” subrayó, y agregó: “disfrutamos que podamos tener teatro, danza, música y próximamente el espacio INCA en esta sala que es una referencia en la Patagonia”.

Cubino resaltó que “muchos niños y jóvenes que pasaron por la Casa de la Cultura luego hicieron o hacen un camino artístico, o hijos de padres que lo han hecho y que pisaron este escenario”. “Estas puertas siempre estarán abiertas así que ojalá que sean muchos los artistas que empiecen aquí su camino” señaló para culminar.