Por Silvana Minue.-

El ministerio de educación de la Provincia remitió al Instituto de Formación Docente IPES Florentino Ameghino la resolución  N° 321/2020 la cual deja sin efecto los Art. 4 y 5 de la resolución ministerial 677/18, de la gestión de Rosana Bertone, en los cuales se había apartado de sus funciones al entonces equipo directivo, compuesto por Jorge Enciso y Marcela Canales; a la secretaria María Rosa Viera y a las prosecretarias Valeria Hoyos, María Alejandra Sánchez y Lorena Cola.

Además, en los artículos mencionados se había limitado al Consejo Directivo en sus funciones. La decisión del Gobierno de entonces afectaba profundamente el ejercicio de co-gobierno de la institución, y, en consecuencia, la cotidianidad de la vida institucional, la cursada estudiantil en su totalidad y la situación laboral de la docencia.

Si bien desde el IPES ya consideran la actuación de la actual cartera educativa como un avance y comienza a “desarmarse” la intervención que fue impuesta hace un año y medio pero aún falta la derogación completa de la resolución 677/18. Como así también resta recuperar las funciones de formación docente a pleno (formación de grado, extensión y capacitación, investigación educativa y asesoramiento) y por las que ha sido altamente reconocido a nivel nacional. Así como también, subsanar la situación de precarización laboral en la que aún se encuentra el claustro docente del IPES FA. Ademas se aguarda el trabajo de la justicia por la cuestión de los sumarios abiertos a diversas autoridades.

“Un gran paso para la institución”

Así calificó, la actual rectora del IPES Prof. Adriana Macedo, en declaraciones a TIEMPO FUEGUINO la decisión. “Nuestra institución estuvo intervenida durante un año y medio; hoy la resolución de la ministra de Educación, Analia Cubino en que suspende el desplazamiento transitorio  de las secretarias, prosecretarias que estaban sumariadas y tenían un proceso penal esto significa que pueden volver a trabajar y entrar en funciones. Lo mismo sucede con el anterior rector Jorge Enciso y vicerectora Marcela Canale aunque no podrán estar funciones. Ademas le da plena funciones al Consejo Directivo que se encontraba con funciones restringidas, de esta manera se comienza a desarmar la intervención”, explicó.

Acerca de la cuestión pedagógica indicó que “la intervención afectaba los derechos laborales de los docentes como así también la calidad educativa de los alumnos porque teníamos horas institucionales para la reunión colegiada, que quiere decir que una vez por semanas todos los docentes de los profesorados se  reunían para discutir las prácticas, se hacían las observaciones, los equipos estaban constituidos por tres miembros y ahora solo dos. Teníamos pagas las cuatros funciones que tiene que tener cualquier institución pero la investigación y la capacitación como cursos o seminarios, eso nos faltan seguir conquistando”.

Sobre el estado de los sumarios a docentes, dijo que van por su camino de investigación judicial y “no deben cortarse, debe llegarse a un resultado favorable o no. Nosotros  creemos que sera favorable el fallo porque lo sucedido fue una injusticia. La misma causa hablaba de irregularidades ¿Y cuales eran? ¿Pagar las horas institucionales?, algo que se hacia desde hace 30 años. El Ministerio de Educación conocía esa situación, y todos los gobiernos que pasaron, era la forma de financiar las cuatro funciones”.

Finalmente fue consultada por la decisión de Gustavo Melella de avanzar en la restitución del IPES. “Teníamos grandes esperanzas que se pudiera restablecer el funcionamiento institucional y fue haciéndolo en la medida de lo posible ya que no era algo que debía hacerse de la noche a la mañana. Había que empaparse de la causa . Ya sacar a los compañeros de los banquillos de acusados y restituirlos en sus funciones, ademas que de la investigación continué es un gesto político que agradecemos, hasta ahora no hay culpables”, concluyó.