El propietario del lavadero “Eurolav” advirtió que dos desconocidos ingresaron al predio y retiraron cubiertas que subían a un taxiflet, cuyo conductor fue aprehendido por personal policial. El otro sujeto se dio a la fuga.

Durante la mañana de este martes, el dueño de un lavadero céntrico de Río Grande solicitó el rápido accionar policial debido a que dos personas entraron al predio ubicado en San Martín al 900 y comenzaron a retirar cuatro neumáticos del local donde finalmente fue aprehendido el conductor de un taxiflet.

El sujeto de 42 años fue trasladado a la dependencia policial y se procedió al registro vehicular del taxiflet previo a su liberación en horas posteriores, mientras el otro participante del hecho logró darse a la fuga y continuaba siendo buscado por el personal de la Policía.

En torno al vínculo del taxiflet con el ilícito, de la requisa personal del conductor se secuestraron dos aparatos celulares a los efectos de constatar si se trataba de una maniobra coordinada con el sujeto fugado o simplemente había sido convocado para realizar un viaje laboral, desconociendo la intención de robo.

En el mismo sentido personal policial buscó pruebas fílmicas de las cámaras de seguridad cercanas al lugar de los hechos, en plena zona céntrica de la ciudad.

Intervino el Juzgado de Instrucción N° 3 del Distrito Judicial Norte, a cargo del Doctor Pablo Candela.