La decisión de Aerolíneas Argentinas de desprogramar los vuelos entre Ushuaia y El Calafate a partir del 2 de mayo y durante cuatro meses, generó preocupación en las empresas de turismo, ya que ese tramo es uno de los más requeridos por los viajeros de todo el mundo a la hora de optar por Argentina.

Germán Ausili, es el representante técnico de la agencia Alianza Travel, y también fue convocado por el Secretario de Turismo de la provincia a una reunión en el día de ayer para tratar el problema que le significa al sector la decisión de Aerolíneas.

Germán estaba trabajando en un proyecto de la empresa a la que pertenece, con el objetivo de incrementar la cantidad de vuelos, cuando se enteró por rumores sobre la decisión de la línea de bandera, ya que Aerolíneas nunca emitió un comunicado oficial al respecto.

“Estuve conversando con gente de aerolíneas y dicen que hay que aunar fuerzas, se tienen que juntar el sector público con el privado para demostrar fortaleza y necesidad de cambiar este paradigma de los vuelos. Hay que ir para adelante con propuestas que no solo toquen este tema de El Calafate sino otras rutas y otras frecuencias”, dijo Germán en el programa Capicúa TDF.

La decisión de Aerolíneas se da en el marco de la recuperación de un vuelo directo (el de las 9 AM) Ushuaia-Ezeiza-Ushuaia, pero para Marcelo Lietti, presidente de la cámara de turismo de Tierra del Fuego, “no nos podemos poner contentos. La baja de vuelos hacia el Calafate es desacertada, porque la conectividad entre Ushuaia-Calafate no se trata de un vuelo exploratorio, sino que tiene una ocupación de 12 mil pasajeros entre mayo y septiembre”

Los números de Lietti son los números estadísticos de la misma Aerolíneas Argentinas, que a pesar de obtener una buena cantidad de pasajeros para esos meses del año, decide interrumpir los vuelos que conectan ambas ciudades de la Patagonia, sin dar explicaciones.

“En realidad parecería que no se va a cortar la frecuencia, sino que aerolíneas es la que va a cortar la frecuencia”, dijo Germán y agregó que “si es por las low cost se tendría que haber avisado con anterioridad para armar un destino de manera seria”. El representante técnico de la agencia de viajes se refiere a la adquisición de ciertos destinos que se realizan muy anticipadamente, en especial de parte de los turistas extranjeros. Por eso, Germán denuncia que con la baja repentina de estos vuelos de conectividad “se perdería un porcentaje enorme de turistas”.