Por Elias García.

Desde la puesta en vigencia del Decreto Nacional 1023 y la Resolución 1124 del Ministerio de Salud de la provincia de Tierra del Fuego, en el contexto de la pandemia por el COVID-19, la Subsecretaría de Comercio realiza distintos operativos en el sector comercial para garantizar el cumplimiento de las normativas, según las cuales sólo pueden permanecer abiertos los rubros esenciales como supermercados, almacenes de barrio, farmacias, ferreterías, veterinarias y locales gastronómicos con servicio de delivery.

A partir de los relevamientos realizados por el organismo de contralor en el área comercial, se producen incumplimientos aislados relacionados al horario de atención al público, que excede el estipulado por las autoridades; sin embargo, hasta la fecha no se registraron clausuras en Río Grande.

“Los inspectores están en la calle continuamente recorriendo los comercios para aquellos que no deben estar trabajando; nos presentamos y les solicitamos que procedan a cerrar el comercio y, si es necesario, acompañados de la presencia policial”, explicó el subsecretario de Comercio, Jaime Alderete, a Tiempo Fueguino.

“También a través de los inspectores se controlan los horarios de cierre porque, en líneas generales, se estableció el horario de cierre a las 18, salvo algunas excepciones de farmacias hasta las 22 y los servicios de delivery y comidas para entregar a las 23”, recordó el funcionario provincial. Si no se cumple con la normativa vigente “se presentan los inspectores a pedir que, por favor, tengan a bien cerrar los comercios”.

“Hemos tenido mucha presencia en la vía pública con situaciones diferentes, en general los comerciantes cumplen con la normativa, a veces hay que pasar una o dos veces y si no, con presencia policial cuando no se acata la orden, pero hasta el momento no hemos realizado ninguna clausura”, sostuvo Alderete.

“Están ingresando muchas denuncias por apertura de negocios con actividades que no están exceptuadas en este marco de la pandemia, y por horarios que no se respetan. Algunas denuncias son de empresas o comerciantes mismos para denunciar que ellos tienen cerrado y sus competidores no; de esas denuncias hay bastantes”, indicó, en relación a las advertencias que se realizan por distintas vías de contacto.

Las líneas disponibles para realizar denuncias a la Subsecretaría de Comercio son: por teléfono (2964) 558360 o 433172; o al correo electrónico [email protected].