Por Elias García.- El Centro de Empleados de Comercio de Río Grande confirmó que, a través de una nueva reunión realizada el último viernes en el Ministerio de Trabajo de Nación de Buenos Aires, el Grupo Garbarino se comprometió ante la Federación Argentina de Empleados de Comercio y Servicios (FAECYS) a abonar la deuda de los haberes de marzo.

Entre los distintos rubros en los que se desarrolla el grupo empresario, para los trabajadores de comercio se informó de 16.500 pesos (a los empleados suspendidos) y 8.500 pesos a los que están en actividad.

“El viernes 14 se reunió la FAECYS, que se metió en este problema porque en realidad es a nivel nacional lo que está pasando con Garbarino y el 19 se vuelven a reunir a las 16:30 en el Ministerio de Trabajo de Nación para ver. La empresa se compromete a seguir dando plata para completar el mes de abril”, aseguró el secretario General del sindicato local, Eusebio Barrios, por FM Master’s.

El dirigente gremial sostuvo que “en Río Grande están todos trabajando turnándose porque no hay mucha venta”, pero la situación es diferente, por ejemplo, en Buenos Aires, donde “hubo un paro y querían cerrar la caja para poder sacar plata de las ventas para los chicos que están trabajando”.

Consultado ante la posibilidad de venta del grupo empresario, Barrios contestó que hay un contacto permanente “con el abogado que está a cargo” y si bien “dieron un par de nombres (de potenciales compradores) todavía no hay nada concreto”.

“No sé si va a ser una solución. Hay muchas empresas que se están retirando de la ciudad por no vender. Los negocios acá están trabajando bien pero no sé si están vendiendo igual que antes de la pandemia”, expresó.

“La empresa no se venía presentando hasta el tercer llamado del Ministerio de Trabajo hace 15 días. Empezaron a entregar plata del sueldo de los trabajadores que venían cobrando en porcentaje. La empresa se comprometió a regularizar la situación”, reiteró Barrios.

En Río Grande, además, del rubro comercial, los trabajadores de Digital Fueguina y Tecnosur (empresas del mismo grupo) aguardan novedades en relación al pago de los salarios y mantienen una guardia en la planta fabril hace doce días, tras el desarrollo de dos audiencias que no prosperaron en el Ministerio de Trabajo de la provincia.