La Ministra de las Mujeres, Géneros y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta, asumió que la ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) tiene “mayores resistencias en algunos lugares” de la Argentina. También afirmó que el Gobierno “trabaja para que el derecho a acceder” a un aborto legal en todo el país.

“Sabemos que tenemos un país con regiones con muchas diferencias idiosincrásicas y hay un trabajo muy importante, que ya se empezó”, sostuvo la titular de la cartera en diálogo con CNN radio.

Al mismo tiempo, añadió que consciente de que “hay mayores resistencias en algunos lugares” de la Argentina, el objetivo es hacer que el derecho al acceso a un aborto legal sea una realidad “en cada rincón del país”.

En cuanto a los requerimientos del IVE, mencionó que “hay algunas provincias y ciudades donde el sistema de salud puede atender” esas demandas de la ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo en forma inmediata, cuando entre en vigencia la ley, y citó el caso de Santa Fe que produce en laboratorios estatales el misoprostol, la cual es la medicación que se utiliza.

“El Ministerio de Salud ya hizo una compra para proveer a todas las provincias con misoprostol y prevé otra adquisición a través del Fondo de Población de Naciones Unidas (UNFPA)”, indicó.

Por último, Alcorta señaló que esa adquisición permite obtener la medicación a “precios muy económicos”.