El avance de la variante Ómicron en Europa tampoco perdona a España, pese a ser uno de los países con mayor tasa de vacunación del viejo continente. A horas de las fiestas navideñas y de fin de año, las autoridades analizan establecer restricciones.

Cataluña ya pidió a los tribunales que autoricen una serie de medidas que incluyen un nuevo toque de queda nocturno de 1 a 6 de la mañana, un límite de 10 personas por reunión social, el cierre de clubes nocturnos y limitar el aforo en restaurantes y tiendas.

De aprobarse, las restricciones comenzarían a regir en Nochebuena y se extenderían por 15 días.

“Todos teníamos la esperanza de pasar estas vacaciones de Navidad con nuestra familia y seres queridos, pero lamentablemente no estamos en esa situación”, afirmó el martes el presidente regional catalán, Pere Aragonès.

“No tienes que mirar los números. Todos conocemos personas que han sido infectadas “, expresó.

Por otro lado, el Jefe de Salud Regional de Cataluña, Josep Argimon afirmó que “estos pasos son absolutamente necesarios. Las infecciones han aumentado un 100% durante la última semana”.

  • Uno de cada 4 de todos los hospitalizados con COVID-19 en España están en Cataluña.

La decisión de la comunidad se produce antes de que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se reúna este miércoles con los responsables de las 17 regiones de España para discutir nuevas medidas sanitarias.

  • España vuelve a estar en la zona de alto riesgo con más de 600 casos por 100.000 habitantes durante 14 días, más del doble de los casos acumulados antes de las vacaciones de invierno del año pasado.

“El aumento en el diagnóstico de nuevos casos en clínicas y hospitales de salud; puede conducir a corto o mediano plazo a un nuevo colapso del sistema de salud”, advirtió la semana pasada la Asociación Española de Médicos Pulmonares.

Pese a las advertencias, Sánchez ha dado una señal que va en el sentido contrario: “Los españoles podrán celebrar la Navidad: Los abuelos y las abuelas con sus nietos y los padres y madres con sus hijos”.

Lo hizo durante la sesión de control al Gobierno, la cual tuvo lugar este miércoles. Sin embargo, varias regiones presionan para que imponga medidas restrictivas.

Por ahora, el aumento exponencial en los contagios, récord en las últimas jornadas, no se replica en las internaciones y muertes.

En las últimas 24 horas, el país reportó casi 50.000 contagios. El lunes, además, notificó 79.704, la cifra más alta desde el inicio de la pandemia. Mientras que la ocupación de camas por coronavirus en del 6,14% y del 15,77% en UCI (Unidad de Cuidados Intensivos), y la cifra de fallecidos se mantiene estable.