El empresario mercantil Eligio Lovera explicó las razones por las cuales decidió poner un cartel con la leyenda “Nos Fundimos -30% Efectivo- Crédito – Débito 1 Pago Gracias Gato”.

Aseguró que la situación para el sector es crítica y que las políticas nacionales fomentan la especulación financiera en lugar de las inversiones para generar y conservar el empleo.

En declaraciones a Radio Fueguina, Lovera aseguró que se realizó un chequeo médico para “prepararme física y sicológicamente para lo que se viene y soportarlo” dado que “no es para cualquiera”.

Recordó que el negocio Enjoy “hace 27 años que funciona y en los próximos 180 días, si no cambia nada debería achicar los tres locales y quedarme solo con uno porque el trabajo no se valora en la Argentina y no es premiado”, y aseguró que “en el 2000 tenía 14 empleados y hoy, en el 2018 tengo 25 empleados encuadrados todos en la Ley”, por lo tanto “al bajar las ventas en un 50% con relación al 2017 es muy difícil mantenerse porque todo aumenta menos la venta”.

Además recordó que “el banco nos cobra un 63% de interés anual por un préstamo y en esas condiciones endeudarse es fundirse y nosotros tenemos capital de trabajo para 180 días y no nos vamos a fundir en serio y vamos a tratar de no cerrar”.

Y propuso que la gente “deje de consumir y esto se soluciona en tres días” y aseguró que de no haber comprado mercadería “si hubiera puesto mi plata en el banco recibiría un millón de pesos de interés y si yo, que no he ido a la escuela me doy cuenta de esto y los expertos no se dan cuenta de que nadie va a venir a invertir en la Argentina”.

Y aseguró que “no veo a nadie del gobierno nacional que diga que se van a preocupar de que no cierre ninguna empresa, ninguna Pyme, lo que digo es que se le dé a la gente la posibilidad de invertir y mantener los puestos de trabajo”, y aseguró que se crecimiento comercial se basó en “la toma de crédito que fui cancelando”.

Por lo tanto “los que pensamos trabajar y tomar crédito para emprender es imposible porque las tasas de intereses son muy altas” y recordó que “han cerrado muchos negocios, negocios históricos pero no porque sean tontos sino porque no tienen ventas”, y “cuando uno es Pyme no tiene fuerza porque empleamos de 10 a 15 personas y no existimos porque no nos dan importancia”, sin embargo “yo no despedía a nadie y espero no despedirlos”.

Y aseguró que “si tuviera dinero lo pondría a plazo porque me daría intereses” por lo que insistió en hacer un “boicot al consumo porque la gente compra y dice que es caro pero ocurre que los intereses son del 7% mensual”, y sentenció “prefiero vivir como revolucionario que vivir como esclavo”.