El intendente Gustavo Melella se refirió a la disputa judicial en torno al cobro del impuesto inmobiliario y al acuerdo con el gobierno de la Provincia por el Pacto Fiscal. Advirtió que no firman el acuerdo porque están analizando que no complique el reclamo por el impuesto inmobiliario y que de no hacerlo, la ciudad perderá 170 millones de pesos.

El Jefe comunal detalló que con un fallo adverso por el impuesto inmobiliario, “podemos perder recursos y si la Corte Suprema nos dijera que no tenemos razón, se acabó la historia, nos tendremos que amoldar a esa situación”.

Por otro lado se está analizado en el acuerdo propuesto por el gobierno de la provincia luego de acordar  con el gobierno nacional por el Pacto Fiscal y la quita del reclamo judicial por el Fondo del Conurbano.

En cuanto a esos recursos provenientes del Fondo del Conurbano, resaltó que el gobierno nacional, “envía como complementarios de esos recursos que se le quitan a la provincia” determinada cantidad de dinero. Sobre el mismo el gobierno advierte que, “aquel municipio que no lo firme, no van a hacer coparticipables. Entonces ahí seguimos perdiendo recursos, cerca de 170 millones de pesos”.

Melella indicó que desde el municipio analizan que, “dentro de ese Convenio que se firmó, que ya fue aprobado dentro de la legislatura, se habla del impuesto inmobiliario y hay una doble interpretación, hay asesores nuestros que dicen que no tenemos que firmar, otros que no, pero si no llegamos a un acuerdo estamos perdiendo fondos”.

El intendente advirtió que más allá de la quita de recursos, “a nosotros nada nos frena. Esto hace que tengamos que ser más creativos en la cuestión presupuestaria y empezar a reordenarnos internamente”.

Por otro lado reiteró que el fallo sobre el impuesto inmobiliario emitido por el Superior Tribunal de Justicia, “el superior tribunal actuó en consonancia con lo que le pidió el gobierno provincial, y me hago cargo de lo que digo”.

En este sentido detalló que la Justicia, “aceleró los tiempos”.