Según la resolución 296/2018 publicada en el Boletín Oficial, Polar Líneas Aérea S.A. comenzará a dar servicios no regulares internos e internacionales de pasajeros, carga y correo.

El permiso se extenderá por el “término de quince años contados a partir de la fecha de notificación” y la empresa deberá “obtener el Certificado de Explotador de Servicios Aéreos, con la constancia de los servicios de transporte aéreo que se otorgan dentro del plazo de un año calendario”.

La nueva aerolínea tendrá que iniciar sus vuelos en los próximos ciento ochenta días siguientes a la fecha de obtención del Certificado. Deberá cumplir una otra serie de requisitos para que los aviones de la compañía aérea estén en funcionamiento.

Debido a la gran cantidad de líneas que dan servicios en el Aeroparque Jorge Newbery de la Ciudad de Buenos Aires, y en el Aeropuerto internacional Ministro Pistarini, Ezeiza, se determinó que la Autoridad Aeronáutica será quien determine en que aeropuerto operará la aerolíneas.

Entre las rutas que podrá operar figuran las que unen Buenos Aires y Ushuaia, Buenos Aires con San Luis, Córdoba, Mendoza, San Juan, Neuquén y Santa Cruz, entre otras. También podrá volar entre La Plata y Bariloche; entre Córdoba y Chaco; entre Córdoba y Santa Cruz; con varias conexiones en cada una de esas rutas.

Además, Polar Líneas Aéreas podrá ofrecer servicios, tanto de pasajeros como de carga y correo, entre distintos puntos del país y Río de Janeiro y Porto Alegre, en Brasil, así como entre Buenos Aires y Lima y entre Buenos Aires y Perth (Australia) y Singapur.