En lo que va del año, el multirubro Futurama, ubicado en calle Posadas al 841, fue robado en cuatro oportunidades por el mismo sujeto.

El primer atraco sucedió en mayo, cuando una persona ingresó al local, sustrajo bebidas alcohólicas y huyó. Los propietarios no hicieron la denuncia. Era la primera vez que les pasaba.

En abril, la violencia fue en aumento. El sujeto increpó a los jóvenes que trabajan en el lugar y rompió cosas. Luego huyó. Esta vez sí hubo denuncia, radicada en la comisaría 13 del barrio.

“Hace un mes atrás vuelve a ocurrir lo mismo, pero en presencia de mis sobrinos, de 14 y 20 años, uno tiene una disminución motriz, y fue con más violencia, vuelve a robar cosas, rompe otras y se va. Esto lo hace siempre cuando hay cambio de turno”, relató Mario Arenel, hijo del dueño del Multirubro por Fm Masters.

Y detalló que “en la última oportunidad ingresó con un fierro de gas amarillo, increpó al muchacho y le pegó en una mano para que le dé el dinero de la caja. Como no lo logra, saca una navaja y le pide el dinero. El chico logra escapar del negocio y recibir ayuda de la gente de la zona, por eso no pudo concretar el robo”.

“El nombre lo teníamos porque lo identificamos, es Ezequiel Puchetta. Pensamos que iba a actuar al policía y que esto iba a terminar. Hicimos tres denuncias y vemos que la justicia no actúa, no hizo un trabajo preventivo en la zona”, señaló Arenel.

Ayer se hizo un allanamiento en la casa del acusado, pero no se encontró material que lo comprometa.

Mientras el empleado que padeció la violencia no puede salir a trabajar, por miedo.

“No digo que pongan a alguien en el local por todo lo que está pasando, y se necesita la policía, pero es la cuarta vez y la violencia va en escala. Ahora colocaremos un sistema de cámaras. De la última vez que entró tenemos imágenes, pero vamos a ver si podemos tener un poco más monitoreada la zona. Pedimos que lo cuiden, que hagan algo con él”, concluyó Arenel.