Según el secretario gremial del CECU, Luis Salguero, serían siete los empleados a los que les llegó el despido.

La semana pasada, los empleados de maestranza comenzaron con una serie de protestas, denunciando a la empresa DNZT, contratista del estado provincial, por irregularidades en las contrataciones.

“Esta empresa está echando nafta al fuego”, afirmó Salguero por Radio Provincia Ushuaia.

Y denunció que “la desvinculación es por los reclamos que hacen los trabajadores, porque son los que participan en la movilización”.

“Tenemos chicos de los periféricos que cuando salen vienen a manifestarse. Están prestando horario habitual y los han despedido igual”, dijo Salguero.

“Es un despido con causa, aparentemente por las manifestaciones que estamos llevando adelante. Ellos dicen que tienen motivos de despedirlos. Y esta empresa ha desvinculado hace dos semanas a un compañero”, señaló.

El dirigente relató que “pusimos en conocimiento al Gobierno en enero de lo que podía llegar a pasar, en ese momento nos llamó el Gobernador diciendo que levantemos la medida para resolver el conflicto”.

Luego de las manifestaciones que el CECU llevó adelante en la sede de AREF Ushuaia, el Director Ejecutivo de la Agencia de Recaudación Fueguina, Oscar Bahamonde aseguró que se trata de “un conflicto entre privados”, deslindando responsabilidades del Estado.

“Esta situación no es de ahora -subrayó el funcionario- sino que viene desde el momento mismo de la adjudicación de la licitación a la empresa, y durante todo este tiempo sólo hubo algunos planteos por parte del gremio, pero no de la magnitud que se está viendo en estos días”.

Bahamonde afirmó que hubo intentos de diálogo con el sindicato mercantil, “pero no sabemos si tenemos que hablar con el secretario general del gremio o con el secretario de Gobierno del Municipio de Ushuaia”, haciendo referencia a Pablo García, quien cumple las dos funciones sentenciando que “en este contexto uno visualiza que detrás de este conflicto y esta discusión hay un claro tinte político”.

Pero Salguero afirmó hoy que “le hicimos un paro al Gobierno de Rosana Bertone en diciembre, pero Bertone, se fue y el conflicto quedó”. El reclamo alcanza a un promedio de 35 trabajadores del CECU.

“El año pasado estuvimos una reunión con el ministro de salud, le dijimos que, si iban a contrata esta empresa para los CAPS, la empresa no estaba cumpliendo con la escala salarial”, detalló Salguero.

Y aseguró que “hace más de un año que estamos reclamando y a nosotros no nos manda nadie. Si ellos dicen que es un problema político, que se pongan al frente y lo solucionen. A Bahamonde le dijimos en febrero esto, que una empresa no puede estar al servicio del estado con tantas denuncias. Esperábamos otra respuesta de este gobierno, que no sigan mintiendo”.

“No hay dos sindicatos, y no hay problemas de encuadramiento sindical. Esta empresa eligió una escala baja que se aplica en Buenos Aires”, denunció.

Consultado sobre por qué las manifestaciones no se llevan a cabo en el local de la empresa, Salguero respondió: “En el local nunca hay nadie. Estamos reclamando en Salud porque no queremos ir a los periféricos y en Salud se firman los contratos con la empresa”.

“Esta actividad está regulada hace más de 20 años, el empleado de maestranza es de comercio. El tema no es de encuadramiento, la empresa buscó una escala salarial más baja y la está aplicando”, concluyó el dirigente.