3.1 C
Río Grande
21 de febrero de 2024

El 90% del presupuesto de la Universidad está destinado a alquileres y salarios

El rector de la Universidad Nacional de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur, Dr. Daniel Fernández fue consultado por la realidad política nacional y cómo afectará a la Universidad teniendo en cuenta que el presidente electo Javier Milei anunció un recorte de 15 puntos del PBI en el gasto público, y dos años de estanflación (estancamiento e inflación), por lo cual el proyecto de Presupuesto 2024 elaborado por el actual oficialismo también implica un ajuste para la educación. El proyecto establece un aumento nominal del 60,9% de los recursos para el Ministerio de Educación de la Nación (a partir de diciembre, “secretaría”) con respecto a 2023.

«La verdad que es un momento de incertidumbre en algunas cuestiones. La principal es que no está el presupuesto nacional. Nosotros todos los años aprobamos en diciembre el presupuesto de la universidad para el año que viene, pero la verdad que este año no podemos ni arrancar a pensarlo. No tenemos un número. Sí sabemos lo que se presentó desde la Secretaría de Política Universitaria para la Universidad Nacional de Tierra de Fuego, pero no sabemos si eso se va a aprobar, si se está modificando, cómo va a cambiar eso», aseveró.

Asimismo aseguró que tras la inauguración del nuevo edificio universitario en febrero pasado «tenemos otra obra proyectada para Ushuaia. Se largó esa licitación, pero tampoco sabemos bien como sigue. En ese sentido hay cierta incertidumbre, pero seguimos haciendo todos los pasos que tenemos que hacer para para seguir funcionando».

«Nosotros tenemos la idea de cuánto de presupuesto nos tocaría por la Nación, pero ese presupuesto se está revaluando ahora», explicó y agregó que puede haber un «plan b» con miras a una proyección de bajo nivel presupuestario. «La universidad funciona son fondos nacionales. Si no tenemos los fondos nacionales no podemos funcionar. La parte que la universidad genera como recursos propios es muy menor comparado a lo que viene y nunca podría reemplazar lo que viene de nación. Hay toda una cuestión a nivel país que va a haber que resolver y son temas que nosotros veníamos discutiendo incluso antes de las elecciones, aunque con algunas posturas que desde el discurso que dificulta el funcionamiento de las universidades públicas nacionales, que además no solo dan clases, sino también hay investigación y extensión, hay vinculación con el territorio, hay un montón de cosas que necesitan, no solo es un salario de un docente y un espacio, sino muchas otras cosas más que también son parte del presupuesto».

Desde el presupuesto hay una proporción de 90% que va a salarios de los docentes, tanto para personal no docente como administrativos, además se va en «los alquileres, la limpieza, para la luz y el gas. Ya nos pasó este año que nos costó mucho poder hacer frente a esos servicios generales. Y después está lo otro, que varía mucho también dependiendo de cuáles han sido las políticas públicas nacionales en el tiempo, por ejemplo, una universidad puede alquilar un edificio o alquilar todos los edificios o puede tener edificio propio.  A nosotros nos pasó alquilar uno de los espacios y se cuadruplicó el alquiler en los últimos meses. Entonces eso impacta en el presupuesto de la institución».

Con un gobierno electo que se encamina por políticas de ajustes, el referente universitario sostuvo que van por el camino de «explicar el por qué y demostrar las bondades de este sistema, y creemos que es un sistema virtuoso, que marcó la vida de Argentina desde hace mucho tiempo como así también permite estudiar a un montón de gente que no hubiera podido estudiar en otro lugar del mundo. Eso es una cuestión que permite una movilidad social, que hay muchas otras cosas que son necesarias, no hay una sola variable, pero es parte de un sistema virtuoso que no tenemos que destruir. Tenemos que mejorar, perfeccionar, revisar lo que sea, pero que tenemos que sustentarlo. Y en ese sentido, todas las universidades tenemos esa misma mirada», finalizó.

En la conferencia de prensa también estuvo el secretario académico, Dr. Oscar Magoeri quien auguró una buena participación de ingresantes para el próximo año al observar los datos que van arrojándose en el periodo de inscripción de noviembre y diciembre; además en febrero también se abre otra fecha de inscripción. «La semana pasada se llegó a más 300. El viernes solo hubo 44 más personas que presentaron documentación»; apuntó.

«Las inscripciones entonces avanzan tanto en Ushuaia como en Río Grande. En Río Grande hay una nueva carrera, Ingeniería en Agroecología que está haciendo inscripciones condicionales por ahora, porque necesitamos que entre el presupuesto. Si bien está firmada la resolución, necesitamos el acto que nos hagamos con ese presupuesto para poder ir ejecutándola. Para este año había un solo cargo que es para la persona coordinadora y ese dinero ya está así que estamos bien, pero necesitamos largar llamados para convocar a otros docentes para que dicten las primeras asignaturas de esa carrera el año que viene», apuntó.

Educación Virtual

Más de 25 carreras se dictan en toda la universidad, además se busca potenciar la educación a distancia. «En Argentina desde hace casi 20 años, se está dando la educación llamada virtual, y con pandemia esto se ha potenciado fuertemente. Ahora hay un cambio en marcha en el sistema educativo universitario argentino ya que el Ministerio de Educación, junto con el Consejo de Rectores de Universidades Nacionales, viene trabajando una serie de propuestas para potenciar la educación virtual. Por la Ley de Educación Superior en Argentina el Ministerio es el encargado de la política, pero hay un organismo de evaluación y acreditación universitaria, que la Comisión Nacional de Evaluación y Acreditación Universitaria”, dijo Magoeri.

Y agregó: “Entonces CONADEAU es la encargada de aprobar en cada universidad argentina lo que es el Sistema Integral de Educación a Distancia. Nosotros hemos presentado a mediados de año nuestra propuesta y esto está siendo evaluado por la Cámara. Así cuando la Universidad de Tierra del Fuego tenga aprobado este sistema, nos va a dar otra posibilidad de adecuarnos y hacer una oferta más potente en educación a distancia, por ejemplo, con carreras que surjan de cero, diplomaturas, tecnicaturas, incluso carreras de grado. Y nos va a dar otra posibilidad de trabajar las carreras actualmente existentes».

«Entonces tendrá una adecuación institucional, pedagógica, de equipamiento. La Universidad adquirió todo el equipamiento necesario. Ya están casi habilitadas cuatro aulas virtuales, dos aquí, dos en Río Grande, que colabora con situaciones 100% virtual o presencial o virtual. Hay una tecnología en que el docente va escribiendo en la pizarra y eso a los alumnos se le convierte en un power point, o sea, lo tienen como una nota de clase. Claramente hay avances de ese tipo tecnológico, pero no es solo tener el equipamiento, es preparar los equipos docentes, discutir las pedagogías, las metodologías, aprobar los programas y en todo ese camino bueno, estamos iniciando y también nosotros entendemos», finalizó el secretario.

Compartir

También podés leer

 “La decisión política de la administración Milei traiciona la memoria de nuestros héroes”

El gobernador de Tierra del Fuego refutó declaraciones del...

Vicky Amaya y Martu Navarro juegan la Eurocopa

TURQUIA.- Desde el jueves 22 en Antalya, las cracks...

Voces Vitales anuncia una nueva caminata de mentoreo en Ushuaia

Marilina Henninger, vocera de la fundación Voces Vitales en...

Coto reconoció la búsqueda del diálogo del gobierno provincial

El legislador provincial de Republicanos Unidos, Agustín Coto, reconocido...