La noticia se conoció madrugada del sábado 17 de noviembre. Un año y dos días después del último contacto con el submarino ARA San Juan la Armada anunciaba a la una de la madrugada la “identificación positiva” del mismo, apenas un día después de la suspensión de la búsqueda que había sido anunciada por parte de la empresa Ocean Infinity a cargo de la tarea.

A través de su cuenta de Twitter, la Armada señalaba que tanto el Ministerio de Defensa y la Armada Argentina “habiéndose investigado el punto de interés N°24 informado por Ocean Infinity, mediante la observación realizada con un ROV a 800 metros de profundidad, se ha dado identificación positiva al ARA San Juan”.

Horas más tarde ese mismo día, el ministro de defensa Oscar Aguad, junto con el ex vocero de la Armada Enrique Balbi y el Jefe de Estado Mayor de la Armada, Jorge Villán.

“Estamos para ratificar lo que se dijo anoche y para darles las precisiones que tenemos hasta ahora sobre este hallazgo, que se ha encontrado en una zona que más probabilidades tenía. A poquito más de 900 mt de profundidad” aseguraba Aguad casi una hora después de la convocatoria de la conferencia de prensa realizada en el edificio Libertad en la ciudad de Buenos Aires.

Se pudo conocer entonces una serie de precisiones respecto del hallazgo del submarino y las condiciones en que se encontraba. El ARA San Juan fue hallado a 907 metros de profundidad en un punto cercano entre el último contacto y la implosión detectada pocos días después de su desaparición, a unos 500 kilómetros del puerto de Comodoro Rivadavia en Chubut.

La zona poseía un 90% de probabilidades de ser el lugar donde se hallara el submarino. “Todas las marinas buscaron en esa área” recordó durante la conferencia el Jefe de Estado Mayor de la Armada.

Respecto del estado del submarino, Balbi detalló que se encontró una sección mayor que estaba comprendida por el casco resistente (de acero especial de 33 mm de espesor) que fue encontrado en una sola pieza a 907 metros de profundidad.

Es en ese sector habitable donde se encuentran las baterías y todos los sistemas y equipos que tiene el submarino. Se identificaron también otras partes del submarino de menores dimensiones y formas, que coincidían con la sección de proa, la popa y la vela.

“La profundidad no es pareja, es irregular” destacaba Balbi durante la conferencia y agregaba que “lo más importante: el área de escombros es de 80×100 lo que sugiere que podría haber implosionado muy cerca del fondo, porque el desprendimiento es muy acotado en el área” sintetizaba.

 Pasos a seguir

El hallazgo de la embarcación si bien es el punto más importante no demarca el cierre de la causa que cursa en los tribunales federales de Caleta Olivia a cargo de la jueza Marta Yáñez quien es la encargada de determinar ahora los pasos a seguir en la misma.

De hecho, el Jorge Villán reconocía que “A partir de ahora es la señora jueza a cargo de la causa la que puede determinar cuándo se puede remover las partes del submarino”. Por el momento la empresa Ocean Infinity, responsable del hallazgo del ARA San Juan recopiló un total de 67.000 imágenes y videos del submarino que serán incorporados a la causa que investigan los motivos del hundimiento.

El buque Seabed Constructor tenía previsto continuar hacia Ciudad Cabo en Sudáfrica para cumplir tareas de mantenimiento. El hallazgo del submarino hacía suponer que debido al hecho la embarcación volvería al puerto de Comodoro Rivadavia, sin embargo, el plan original se mantuvo según pudo confirmar a este medio Luis Tagliapietra, padre de uno de los tripulantes y veedor de la búsqueda arriba del barco.

Las imágenes volverán a Argentina desde Sudáfrica, si mediar inconvenientes, el miércoles próximo hacia el Ministerio de Defensa y la Jueza Yáñez. La información resulta clave para determinar las causas del naufragio.

En dialogo con TN la jueza aseguró que “hay material crudo que la empresa va a mandar con los veedores de la Armada desde Ciudad del Cabo a Buenos Aires”. Aseguró que para avanzar con la investigación no es necesario reflotar el submarino debido a que se podrá reconstruir “en base a los registros fílmicos y a las condiciones del estado de material una suerte de maqueta que nos permita dar paso a eventuales pericias”.

“Vamos a contar con un pormenorizado análisis del estado de situación que hay a 907 metros y de las condiciones físicas en que quedó la nave” insistía Yáñez, quien recordó que “habíamos comenzado a instruir la causa estableciendo como parámetro que no lo íbamos a localizar y que si lo pudiéramos localizar no lo pudiéramos reflotar”.

“No es lo mismo llegar a una conclusión a través de testimoniales de personas que no estuvieron en el lugar, de apoyo documental y de pruebas de indicios que contar con imágenes certeras de lo que es el producto del siniestro y de las condiciones en que quedó el submarino. Arroja mucho mayor grado de certeza” remarcó.

Respecto de la posibilidad de reflotar el submarino, Yáñez detalló que sería necesario un informe exhaustivo que detalle los riesgos técnicos, y el costo económico y humano de realizar la tarea. Si desde el punto de vista procesal nosotros podemos reconstruir la escena con los registros fílmicos y las fotografías, queda absolutamente a discreción del Poder Ejecutivo reflotar la nave para poder darle la respuesta que quieren los familiares” sentenció la magistrada.

Durante la conferencia el ministro de Defensa, Oscar Aguad aseguraba que hoy “No tenemos equipamiento para extraer un buque de estas características”.

Desde el mar

La madrugada del hallazgo, Luis Tagliapietra, uno de los familiares veedores de la búsqueda arriba del Seabed Constructor envió un mensaje que llegó en horas de la tarde del sábado a distintos medios -incluido Tiempo Fueguino-.

“Para cuando recibas esto ya te habrás enterado por la Armada y los medios, no sé cuándo nos restauraran la conexión, escribo ahora para compartir lo que siento, aunque no tengo palabras, mezcla de enorme tristeza con la de una batalla ganada, LOS ENCONTRAMOS LA PUTA MADRE! Cuando todos daban todo por perdido, nosotros acá no bajamos los brazos nunca, ya vendrán tiempos de charlas técnicas y otras cosas, ahora lo unico importante es que al fin los encontramos y no puedo parar de llorar!” decía textual el mensaje de Tagliapietra que recorrió el país.

Horas más tarde el mismo familiar envió un video al que tuvo acceso Tiempo Fueguino desde la embarcación donde Tagliapietra en modo selfie decía: “acá estaban al final. Estaban acá, teníamos que venir a buscarlos nosotros después de 70 días embarcados los encontramos”.

“No tengo palabras para describir el profundo dolor y la profunda angustia -continúa diciendo en el video de 2 minutos aproximadamente- pero, a la vez sabemos donde están. Es el primer paso para saber la verdad de lo que pasó”.

“Hoy es un día muy duro, es un día impensado, irreal. Pero también es el primer paso que nos llevó un año para llegar a la verdad. No vamos a bajar los brazos hasta saber por qué pasó lo que pasó” aseguraba el familiar.

Señaló que “acá estamos, para todos los que hablaron tantas pavadas, que nos dieron por vencidos. Nosotros nunca nos dimos por vencidos. Seguimos hasta el último momento con la esperanza que los teníamos que encontrar, y los encontramos”.

Tagliapietra agradeció “a todos los que nos dieron una palabra de aliento, a todos los que nos ayudaron, contra viento y marea, contra los tres poderes del Estado, contar propios y ajenos. Logramos algo que parecía que no iba a llegar nunca. Gracias. Gracias de todo corazón a todos”.

Duelo y explicaciones

El presidente de la Nación, Mauricio Macri, tras conocerse la noticia de la aparición del submarino San Juan grabó un mensaje para los familiares que fue emitido a las 20 horas del mismo sábado 17 de noviembre.

“Es una noticia que nos produce un enorme dolor. La confirmación de la muerte de los 44 tripulantes en circunstancias dramáticas” señalaba el presidente Macri quien decretó tres días de duelo. “Hoy es el día más triste. Se trata de una heroína y de 43 héroes que dejaron un vacío irreemplazable en las vidas de sus seres queridos” señaló el mandatario nacional.

Mientras tanto, el ministro de Defensa Oscar Aguad deberá concurrir al congreso el próximo 4 de diciembre, según estaba previsto, ante la comisión bicameral investigadora que preside el senador fueguino José ‘Nato’ Ojeda. Tras las novedades recientes, la visita del Ministro cobra vital relevancia para la comisión que lleva adelante la investigación en el Congreso.

 La búsqueda

El operativo SAR (Search and Rescue – Búsqueda y Rescate), tuvo lugar en el puerto de Comodoro Rivadavia, en Chubut –a poco más de 500 kilómetros del lugar del hallazgo–, desde el 19 de noviembre al 30 de noviembre del 2017.

Durante ese período embarcaciones de todo el mundo se sumaron a la búsqueda del submarino. El Skandi Patagonia, un remolcador petrolero que solía trabajar en las costas fueguinas, fue el primero en salir. Llevaba vehículos no tripulados que tenían capacidad de hasta 250 metros de profundidad, y una campana presurizada que podía transportar hasta 6 personas con escasa capacidad de profundidad, alrededor de 250 metros.

El otro minisubmarino de rescate fue el que transportó el memorable Sofhie Siem, otro remplcador supply que realizaba tareas para empresas petroleras las costas fueguinas. El mismo tuvo que ser modificado estructuralmente para poder llevar el mismo. Con capacidad para 16 personas podía llegar hasta los 600 metros de profundidad.

El ARA Islas Malvinas, que descansa habitualmente en el muelle auxiliar de la Armada en Ushuaia, fue uno de los colaboradores que llevó encima el Panter Plus, un sumergible ruso que tenía capacidad de llegar hasta 1.000 metros de profundidad.

Sin embargo, las condiciones del lecho marino y el fondo complejizaron la búsqueda. El operativo en Comodoro Rivadavia dependía en un 100 por ciento que el submarino San Juan sea hallado para poder analizar las posibilidades del rescate con vida de los tripulantes.

La profundidad, la demora, y ciertas impericias que deberá determinar la justicia en la investigación, dieron por resultado el fracaso del operativo. A un año de la tragedia, recién se pudo dar con el lugar exacto en donde yacen los 44 tripulantes del ARA San Juan.