El Congreso de Delegados del Sindicato Unificado de Trabajadores de la Educación Fueguina resolvió llevar adelante el próximo miércoles 9 de mayo paro y movilización en toda la provincia.

“En reclamo de paritarias y aumento salarial, contra las políticas de recorte educativo, cierre de turnos, baja de horas y cargos” reza el comunicado publicado por el gremio.

En Río Grande la concentración será a partir de las 10:30 en la delegación del Ministerio de Educación donde se realizará una olla popular y posteriormente movilización hacia el Ministerio de Trabajo a exigir paritarias.

El Ushuaia en tanto, desde las 10:30 la concentración será en la Escuela 1 también con Olla Popular para luego movilizar. En Tolhuin desde mañana habrá docentes con retención de tareas dentro del establecimiento, debido a la poca cantidad de establecimientos educativos con los que cuenta la ciudad, pero no descartan alguna movilización externa.

Horacio Catena, secretario general del SUTEF en contacto con Tiempo Fueguino, destacó que en lo que va del 2018 “no solo que venimos sin respuesta, sino que además venimos sin ningún tipo de convocatoria. No hay ni siquiera chance de discutir absolutamente nada”.

El gremialista consideró que dada la altura del año hay que tener en cuenta también “la cantidad de docentes que no han cobrado, o que han cobrado mal por tercer mes consecutivo, gente que ha tomado cargos en febrero, que no cobra. Y los que cobran, obviamente que no alcanza”.

Para Catena “la política del gobierno está bastante clara” y consideró que “nosotros venimos teniendo medidas de acción directa pero no con las características que podríamos haber tenido en otros años y eso tampoco conmueve al punto de sentarse a dialogar y resolver”.

“Creemos que como sucede siempre, la gente tiene paciencia. Incluso hay miedo por las represalias que toman” opinó el Secretario General del gremio en referencia los casos “del IPES, lo que ha sucedido con las 5 supervisoras en el año 2016, lo que sucede conmigo en cuanto a la exoneración. Lo que sucede con la cantidad de cargos y horas que han bajado, obviamente genera preocupación, y por qué no, temores”.

A pesar de ello, Catena advirtió que “ese temor se va venciendo con organización, se va venciendo porque no se aguanta más. Se va venciendo porque además que perdés horas o cargos, no recuperás poder adquisitivo, y sucede lo que va a suceder el miércoles que el paro va a ser muy grande. Esperamos poder sumar algunos otros sectores estatales”.

Consultado sobre este punto, Catena sinceró que “hay organizaciones sindicales con la cuál es muy difícil poder establecer un mínimo acuerdo de lucha porque no tienen ni la más mínima intención”.

“Si a partir de compañeros de la CTA -especificó-, han recorrido hospitales, se han conectado con trabajadores de distintos lugares; si hemos hablado con los compañeros de Luz y Fuerza Patagonia que también están sin recomposición. Estamos planteando con los gremios municipales de Ushuaia para ver si logramos hacer algo conjunto porque bajo el paraguas del Pacto Fiscal Federal, la situación de la mayoría de los trabajadores es esa”.

En referencia a la relación con el actual ministro de Educación, Diego Romero, el dirigente recordó que “el ministro, a la conducción de nuestra organización no nos recibe desde diciembre de 2015. Previo al paquete de leyes, no nos recibe el Gobierno de Rosana Bertone”.

“Soy el secretario general”

Consultado sobre la situación actual y su rol dentro del gremio docente, Catena explicó que “hay 17 exoneraciones dictadas: ninguna está firme. Hay una sola ejecutada porque tiene un paso más que es la exclusión de tutela que le dio el Superior Tribunal, pero no está firme porque nuestra situación se va a resolver en el juicio contencioso administrativo, y en la apelación que hemos presentado en la Suprema Corte”.

Recordó que “nuestro estatuto prevé estas situaciones, y la 23.551 también prevé estas situaciones, porque sino sería fácil descabezar cualquier gremio”. Opinó que “no es tirado de los pelos lo mío o forzado. Es lo que le ha pasado, no solo en el estado. También se prevé la situación en el ámbito privado” agregó.

“Si bien la situación de exoneración mía es la primera en democracia por las características que tengo, y lo que sucedió; no es la primera de intentar descabezar gremios con despidos, cesantías o cosas por el estilo”.