A través de su cuenta de Facebook, la gobernadora Rosana Bertone cuestionó ayer las declaraciones del canciller Jorge Faurie, que en una entrevista con el diario Clarín calificó como “pueblo” a los kelpers en las islas Malvinas.

“La soberanía sobre las Islas Malvinas y los espacios marítimos circundantes es el tema central de la disputa con el Reino Unido. Nuestro país siempre sostuvo que en las islas habitan ciudadanos británicos en suelo argentino. Considerar sus intereses, es una cosa. Reconocerlos como parte de la disputa, es otra”, sostuvo la mandataria.

Y recordó que nuestro país establece, en la Constitución Nacional, “su legítima e imprescriptible soberanía sobre las Islas Malvinas, Georgias del Sur y Sandwich del Sur y los espacios marítimos e insulares correspondientes, por ser parte integrante del territorio nacional. La recuperación de dichos territorios y el ejercicio pleno de la soberanía, respetando el modo de vida de sus habitantes y conforme a los principios del Derecho Internacional, constituyen un objetivo permanente e irrenunciable del pueblo argentino”.

“La diplomacia no puede incurrir en equívocos bajo el amparo de conceptos sutiles”, sostuvo Bertone.

Críticas de Pérez

Por su parte, el diputado nacional Martín Pérez cuestionó las declaraciones del Canciller durante su viaje oficial al Reino Unido, entendiendo que “esto implica un doble problema”.

“Si es un error deberá replantearse si está preparado para el cargo, y si fue adrede, es que está respondiendo a otros intereses”, señaló Pérez.

Al respecto, el Canciller se excusó en una supuesta mala traducción, sin embargo, al continuar la sesión volvió a hacer referencia a la existencia de un pueblo (sick) en las Islas Malvinas.

Seguidamente, Pérez cuestionó la inacción del Gobierno Argentino respecto al avance de la exploración ilegal de hidrocarburos en la zona por parte de las empresas Rockhooper y Premier Oil.

“Usted sabe que las leyes 26.659 y 26.915 establecen penas y sanciones a la exploración ilegal de recursos. Por eso, quiero saber qué acciones concretas impulsa el Gobierno Argentino para hacer avanzar las causas penales que se tramitan en el Juzgado Federal sito en Río Grande”, demandó el representante fueguino al canciller Faurie en la reunión de comisión mantenida en la Cámara de Diputados.

Por último, Pérez demandó acciones diplomáticas concretas por parte de la Cancillería ante los recurrentes comentarios en redes sociales del Embajador del Reino Unido en la Argentina, Mark Kent, en las cuales afirma que la disputa de soberanía sobre el archipiélago se encuentra “resuelta”.

Ante estas dos consultas, el Canciller Faurie omitió dar explicaciones.

“Es gravísimo”

Conocidas las expresiones del canciller Faurie ante el diario Clarín, el intendente Gustavo Melella fustigó tales expresiones al entender que, además de ser funcionales a la postura británica, no se corresponden con la realidad, ya que “quienes actualmente residen en las islas no constituyen un pueblo originario sino que, por el contrario, han sido instrumento de una estrategia colonialista del imperio británico”.

“Invocar la autodeterminación de los pueblos ha sido uno de los caminos estratégicos elegidos por los usurpadores de las Islas para intentar legitimar la ocupación. Por este motivo es que las palabras de quien dirige la diplomacia argentina refiriéndose a los Malvinenses como uno de los “dos pueblos” abonan justamente dicha ficción”, expresó.

Melella sostuvo, además, que “es gravísimo que quien dirige nuestra política exterior exprese argumentos funcionales al Reino Unido. Esto es dar un paso más en cumplir con el Acuerdo Foradori-Duncan. En el mundo diplomático cada palabra cuenta y esto establece precedentes que ponen en jaque nuestro reclamo soberano”.

Es importante destacar que dichas declaraciones se dieron, además, en momentos que nuestra ciudad celebraba los III Diálogos de Río Grande, los que estaban absolutamente centrados en la Causa Malvinas y el futuro de la misma.