Luego del escándalo en el Aeropuerto de Ezeiza, donde no se hicieron los controles correspondientes y una mujer con certificado PCR positivo logró subir al avión, la ministra de Salud dijo que se denunció penalmente a la pasajera por violación del aislamiento obligatorio.

Judith Di Gliglio recordó que, mientras se intentaba habilitar los vuelos humanitarios en la provincia, en plena pandemia, el gobernador Gustavo Melella solicitó que cuando se compre el pasaje, se exija el domicilio en la provincia, y un certificado de PCR negativo de Covid, con 72 hs de anticipación al vuelo.

“El COE realizaba el control de la PCR, los pasajeros debían mandar por mail el certificado y luego se les enviaba el permiso, pero esto no siguió, porque el test debía ser realizado 72 hs antes y generalmente tienen el resultado el mismo día del vuelo. Entonces se decidió que la PCR se controle en el aeropuerto”, dijo Di Giglio por Aire Libre FM.

Y agregó que “las personas que no tienen domicilio en Tierra del Fuego deben presentar un permiso para subir, emitido por el Gobierno o por la Casa de Tierra Del Fuego que diga que sos personal esencial. Y Esta pasajera no contaba con ese permiso”.

Con respecto a la falta de controles en Ezeiza, la ministra dijo: “No sé quién es el responsable en el Aeropuerto, acá hay una barrera sanitaria, y se les pidió el certificado a los pasajeros. Por otro lado, se procede al aislamiento de la persona por 14 días y a los pasajeros de la misma fila, la anterior y la posterior”.

“En los vuelos anteriores se realizaron los controles, en Ushuaia tenemos un trabajo excelente con la policía aeroportuaria. Ellos hicieron la denuncia junto con el ministerio de salud de la provincia”, afirmó Di Giglio.

Y consideró que “como sociedad tenemos que hacer hincapié en la responsabilidad de cada ciudadano. Ahora se inician los vuelos de cabotaje y tenemos que tener responsabilidad individual. Esto tiene que servir para saber que ponemos el riesgo la vida de otras personas, porque una cosa es no saber y otra es teniendo el diagnóstico y no cumpliendo con el aislamiento”.

Según la ministra, “los contagios en los vuelos han sido mínimos y han venido 10.000 personas a la provincia. Ahora las condiciones con los vuelos de cabotaje seguramente cambien poco a poco, y la barrera sanitaria modificará el tipo de control”.