El Gobierno de Rusia explicó el por qué de la demora en la llegada del segundo componente de la vacuna Sputnik V a Argentina y aseguró que cumplirá con sus obligaciones, aunque aclararon que hoy su “prioridad absoluta” es satisfacer la demanda interna.

Dmitri Peskov, vocero ruso, manifestó que, “como la prioridad absoluta es el consumo interno y la satisfacción de las necesidades internas, es en esta prioridad que los fabricantes y nuestros departamentos se están concentrando ahora”.

Al mismo tiempo, Peskov aseguró que “todas las obligaciones se cumplirán”.

También indicó que “no es posible satisfacer absolutamente toda la demanda en el extranjero de inmediato”.

En nuestro país, más de 6 millones de personas esperan por la segunda dosis de la vacuna desarrollada por el Instituto Gamaleya. Ante la incertidumbre de aquellos que están cumpliendo los 3 meses de la primera dosis, la ministra de Salud, Carla Vizzotti, intentó llevar tranquilidad y explicó que “ninguna dosis de ninguna vacuna vence”, pero aclaró que “a medida que pasa el tiempo bajan los anticuerpos”.

“Vamos a seguir completando todos los esquemas de vacunación”, remarcó Vizzotti.

Hoy, la titular de la cartera sanitaria argentina, reveló que el Gobierno evalúa la posibilidad de intercambiar plataformas para inmunizar a la población, dicha alternativa será analizada la semana próxima en la Comisión Nacional de Inmunizaciones.