Pasado el mediodía del viernes, personal policial de la Comisaría Primera de la ciudad de Río Grande procedió a la demora de un joven sobre la vereda de las oficinas de Rentas del Municipio riograndense.

El mismo momentos antes habría hurtado del interior del comercio Limp-Hogar de calle Laserre un par de bebidas alcohólicas del tipo cervezas. Al momento de salir del local, comenzó a ser perseguido por el personal de seguridad, quienes dieron aviso a la propia policía. Al ser observado, los uniformados iniciaron una persecución a lo largo de varias cuadras por la zona céntrica, trayecto por el cual el malviviente comenzó a descartarse de las cervezas hasta llegar al sector del cruce de las calles Rosales y Luis Py, lugar donde fue aprehendido por personal de la Comisaría Primera.

Allí se constató que se trataría de un menor de 17 años, por lo que se solicitó la presencia de integrantes de la Comisaría de Género y Familia, quienes procedieron a realizar el traslado del menor hacia sede policial para luego ser restituido a sus progenitores.