Personal policial y judicial se encuentra investigando un cuantioso robo ocurrido en plena zona céntrica de Río Grande. El hecho se registró el pasado domingo en un local de telefonía celular y recién este miércoles se denunció el ilícito. Allí dos sujetos encapuchados, tras violentar un candado de las rejas, ingresaron al comercio, el cual contaba con la recaudación de todas las sucursales. Los malvivientes contaban con la llave de la puerta principal y la alarma en ese momento no se encontraba activada. Fuentes policiales indicaron que el robo ascendía a los cien mil pesos.

Un cuantioso robo fue denunciado este miércoles en la ciudad de Río Grande. Ocurrió en horas de la mañana, cuando Emiliano Torres, propietario de la firma Accesorios Rivadavia, ubicado sobre la intersección de las calles Rivadavia y Laserre, pleno centro de la ciudad, denunció un importante faltante.

Rápidamente personal policial de la Comisaría Primera se hicieron presentes, quienes comenzaron con las averiguaciones de rigor. Allí el propietario habría explicado que el pasado domingo 31 de diciembre, dos sujetos encapuchados, violentaron el candado de las rejas, logrando ingresar al interior del local. Lo llamativo para la policía, fue que a pesar de violentar el candado, contaban con una llave del comercio, por lo que la puerta no fue violentada.

Una vez dentro, se apoderaron de la recaudación de todas las sucursales, las cuales quedarían guardadas durante todo el fin de semana largo de las fiestas de fin de año.

Dentro del lugar, las cámaras de seguridad lograron captar todo el accionar de los dos delincuentes, imágenes que fueron entregadas a la policía para poder llevar adelante la investigación.

Finalmente, integrantes de la División de Policía Científica se hicieron presentes en el local, quienes llevaron adelante las pericias de rigor a fin de poder obtener algún indicio que permita identificar a los delincuentes.

Fuentes policiales se encuentran abocados a la investigación, indicando que existirían varios puntos que hasta el momento no se encuentran del todo claros, ya que si bien uno de los delincuentes contaba con la llave de la puerta del comercio, en ese preciso momento, la alarma no se encontraba activada. Asimismo, sorprendió que si bien el robo se produjo el pasado domingo, recién este miércoles se radicó la denuncia.

Toda la información fue suministrada al Juzgado de Feria a cargo del Dr. Daniel Césari Hernández, quien continuará con la investigación.