El titular del Centro de Empleados de Comercio, Daniel Rivarola se refirió a la situación de Maxiconsumo tras la intervención de la Justicia en el bloqueo que llevaba adelante el Sindicato de Camioneros. Aclaró la situación de Carrefour y aseguró que en “por el momento no va a pasar nada”.

Daniel Rivarola explicó que ante la falta de intervención del Ministerio de Trabajo y la ratificación de la gente de Maxiconsumo de descontar los días a los trabajadores suspendidos, “hicimos un recurso de amparo ante el Juzgado Laboral para que interceda porque entendemos que las causales que están invocando no se ajustan a derecho”.

Rivarola remarcó que la actividad principal de los trabajadores en pugna “no es el trasporte ni la carga y descarga, la actividad principal es la venta. Para vender tenes que descargar”. Explicó que la carga y descara de los camiones la está realizando los supervisores que es personal con cargo jerárquico “que no están en nuestro convenio y los tiene en forma aislada el supermercado”.

“No nos están pidiendo ninguno de los empleados que hoy están de alta como empleados de comercio -agregó Rivarola-. La discusión de fondo es esta: si así lo hubiera, la logística interna de la actividad no corresponde a Camioneros”.

Sin embargo, reclamó que la medida “en forma indirecta perjudica nuestro sector” ya que a pesar de que el ingreso al local estaba habilitado “siendo un lugar mayorista quienes van a comprar no pueden salir con las cajas en la mano porque no se puede acceder al predio del estacionamiento”.

“Hoy todavía tenemos personal suspendido” advirtió Rivarola. “Obviamente nos mete en conflicto a nosotros que hemos hecho las distintas denuncias en los lugares que corresponden ante la falta oportuna de Maxiconsumo de hacerla como debiera hacer” sintetizó.

Carrefour

Consultado en Aire Libre FM por los anuncios a nivel nacional de la cadena de supermercados Carrefour, Rivarola aclaró en primer lugar que “por el momento no va a pasar nada”.  Detalló que la empresa realizó el “el preventivo de crisis con respecto a todas las sucursales del país” tras haber manifestado de que hace tres años “vienen con saldo negativo en sus balances y los habilita a llegar a tener algunas modificaciones tanto en lo económico como en lo laboral”

“Existen dos situaciones que hacen las empresas cuando tienen problemas económicos -explicó el titular del CEC. -: el concurso de acreedores, que cuando están con la posibilidad de quiebre. Durante la apertura de un concurso de acreedores existe la caída de los convenios colectivos de trabajo y puede haber suspensiones o despidos que ameriten la posibilidad de pagar hasta un 50% las indemnizaciones”.

Sin embargo, “al revés de esto, el preventivo de crisis lo que trata de hacer es que justamente se tomen medidas para que no haya cierre”. Aclaró en este caso que “una vez demostrada esta situación de crisis deben presentar un paquete de medidas que vayan acompañando de qué manera salir de esta crisis” describió.

Resaltó que “la Federación de Empleados de Comercio estaba tomando conocimiento hoy (por el viernes) o el lunes y lo que se pide es que realmente con los balances en la mesa se acredite que una institución tan grande en verdad esté teniendo pérdida de tal magnitud”.

Insistió en que el anuncio de Carrefour debe acompañarse de un paquete de medidas “que piensan tomar para achicar los gastos”. Al tratarse de una medida protectiva del trabajo, no de habilitar cierre. “Posiblemente haya algunas modificaciones en las condiciones de trabajo como hemos tenidos con algunos comercios chicos” comentó.

Planteó que “puede haber reducción de jornada, reducción de horario de atención. Como suele suceder en los preventivos de crisis que hemos hecho en la zona”. Manifestó por último que “antes de hablar de un cierre es preferible condiciones menores con término y vencimiento en plazo y por escrito” .