Mientras la ministra Chapperón instó al Municipio de Ushuaia a sumarse para controlar y concientizar a los vecinos y vecinas tras observar un “relajamiento” de la comunidad frente al COVID- 19, el subsecretario de Políticas sanitarias de la Municipalidad de Ushuaia, Lucas Corradi declaró que se tome en cuenta a Ushuaia para llevar medidas dentro del grupo operativo COE.

Por Silvana Minué.-

La ministra de Gobierno, Adriana Chapperón observó que hay espacios públicos, donde la gente se junta sin respetar el distanciamiento social o no lleva barbijos. “Preocupa que los vecinos y vecinas no terminen de tomar conciencia sobre las medidas de prevención”, anuncio por las vías formales de comunicación del Gobierno.

La ministra instó al Municipio de Ushuaia a sumarse para controlar y concientizar a los vecinos y vecinas. “Necesitamos la colaboración de la municipalidad que la hemos pedido de todas las maneras posibles” y evaluó que “precisamos que estén haciendo los controles de tránsito; acompañando en comercios a realizar los controles que realiza la Secretaría provincial”.

El subsecretario de Políticas sanitarias de la Municipalidad de Ushuaia Lucas Corradi fue consultado por estas declaraciones y respondió que “me han resonado porque desde nuestro equipo nos sorprendió el tono de las declaraciones teniendo en cuenta la postura que se tuvo desde el Municipio y la responsabilidad en que hemos enfrentado la pandemia”.

Corradi remarco que siempre hubo predisposición y una permanente insistencia en formar parte del COE. “Nunca tuvimos una convocatoria, tampoco, como profesionales que somos, hemos recibido un informe diario de cómo se mueve el virus en la ciudad”, sostuvo en FM MASTER`S.

El doctor sostuvo categóricamente que la municipalidad “no aflojo” con controles de transito o de comercio. “Absolutamente desestimo esas declaraciones. La función que cumplimos es no competir con el Gobierno Provincial. En lo que se trata de la habilitación de los comercios  exigimos el curso online de buenas prácticas que es avalado por la Sociedad Argentina de Infectología, es elaborado por nuestra área epidemiológica. También entregamos en zonas de la periferia los kits sanitizantes, folletería, inculcando a la gente las cuestiones que tienen que ver la pandemia”.

“Nunca vimos un comunicado oficial llamándonos a participar del grupo operativo del COE”, remarcó haciendo un lado esos dichos de Chapperón. “Si hablamos de lógica. El virus nunca se fue, esperamos un rebrote y apuntamos a eso. Por lo tanto, si el tránsito va y viene de Ushuaia a Rio Grande habrá que ponerse más firme. La lógica dice que vamos a volver a tener un rebrote como fue en abril. Creo que si la situación epidemiológica nos está favoreciendo tiene que ver con la comodidad en que se están tomando como la responsabilidad del distanciamiento social o el uso del tapabocas y otras cosas que son las protagonistas. Pero si miramos Río Grande es porque la gente va y viene como los camioneros. Entonces no se están haciendo las cosas más estrictas en cuestión sanitaria”, aseguró.

No obstante, aseguro que desde la Municipalidad se presentara por las redes sociales un informe serológico impulsado desde el área de epidemiológico a través de la doctora Basombrio. “Tratando de explicar y dar respuesta a cuestiones en lo que hemos logrado junto a la comunidad. recordemos que el uso del barbijo lo hemos instado el uso con mucha anterioridad. La idea es que tomemos conciencia y nos eduquemos en lo que es el virus. Además, con los test rápidos “pudimos observar la incidencia de como impacto el virus en la ciudad, mucha de la gente se enteró de que tenía el virus y tenían inmunidad además vemos la importancia de los asintomáticos. También se ve la alta contagiosidad del COVID-19.

“El Polo está en condiciones de ser usado inclusive calefaccionado, llegado el momento, la Provincia verá la utilización del mismo dijo sobre la utilización del Polo Hospitalario.

PREVENCIÓN EN NÚMEROS

El médico cardiólogo y subsecretario de Políticas Sanitarias, Lucas Corradi se refirió al trabajo que viene haciendo el Municipio desde el primer día en materia de prevención. “Empezamos los trabajos de prevención con los vecinos, la desinfección intensiva de los espacios públicos, la producción de alcohol desinfectante, hicimos obligatorio el uso de los tapabocas antes incluso que la provincia, confeccionamos mascarillas faciales, distribuimos kits sanitizantes a los comercios, donamos 2 mil test al Hospital, pusimos escáneres térmicos en los supermercados y capacitamos a más de 7 mil vecinos y vecinas junto con la UNTDF en buenas prácticas COVID-19”.

“Y lo más importante, construimos un Polo Hospitalario con 70 camas con oxígeno, 7 de ellas UTI, que es modelo a nivel nacional, y que es un reaseguro en el caso de tener picos en la ciudad. Nos dijeron que éramos unos exagerados. Pero estaban equivocados. La situación de Río Grande, cuya responsabilidad es del COE, puso en evidencia la importancia de reforzar el sistema sanitario, agregando camas” explicó Corradi.